“Una buena operación de la marca resulta en el éxito del negocio”

Michelle Kava

Directora de JJT Franquicias

Invertir siempre es bueno, pero, ¿en tiempos de volatilidad e incertidumbre también es recomendable hacerlo? La respuesta es sí, aunque depende en dónde lo hagas.

Depositar tu dinero en una franquicia es uno de las herramientas más seguras para poner a circular capital, al tiempo de generar un ingreso.

Lo anterior se debe a que, a pesar del clima de volatilidad, el consumo en el país seguirá creciendo, además las franquicias te aseguran el retorno de la inversión en un plazo que va de los 12 a los 18 meses, además de tener asegurado el éxito dependiendo del nombre de la marca que se adquiera, según expertos consultados.


En México, existen más de 300 mil marcas de franquicias, las cuales generan aproximadamente 6 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) del país, y se estima que 40 por ciento de ellas fueron adquiridas por menos de 500 mil pesos, en su mayoría para fines de autoempleo, revela la consultoría Feher & Feher

Michelle Kava Franklin, socia y directora de JJT Franquicias, asegura que estos negocios están blindados ante incertidumbre política, gracias al modelo estandarizado y el retorno de inversión que llega de los 12 a los 18 meses y continúa generando ganancias tiempo después.

15

por ciento es el rendimiento que se obtiene al invertir en una franquicia

“La franquicia constituye el modelo de negocio más exitoso, por lo que es una buena opción para poner a circular el dinero del interesante durante épocas de volatilidad. Ésta tiene un modelo de crecimiento sustentado a través de la estandarización, esto quiere decir que si el usuario ya conoce un negocio y encuentra uno más cerca de su casa va a consumir dentro de este establecimiento”, comparte la egresada del Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresas (IPADE).

Sin embargo, en este modelo de negocio se tiene que trabajar, por lo que no resulta como una inversión tradicional, en la que se deposita el capital en un banco o en otra institución.


“Una franquicia, como todos los negocios, necesita atención y cuidado, además de esfuerzo, de otra manera sería necesario meter el dinero en otros instrumentos con rendimientos más firmes, pero más bajos. Si no hay una persona con sentimiento de emprender, no habrá negocio”

León Reffreger

CEO de La Borra del Café

De acuerdo con la también asesora de franquiciatarios, Michelle Kava, el rendimiento de una franquicia está por encima de otras herramientas financieras, como la de un banco, el cual te da un 3 o 4 por ciento anual.

Por otro lado, si utilizas el mercado de capitales, en un escenario conservador, se estaría generando un 9.5 por ciento al año, mientras que una franquicia, como mínimo, da un rendimiento de 15 por ciento, lo que la convierte en términos de rentabilidad en el modelo más exitoso para la inversión.

18meses es el tiempo del retorno de inversión de una franquicia

“Hay que recordar que la persona tiene las riendas del negocio, por lo que una buena operación de la marca resulta en el éxito del negocio”.

La Borra del Café

La franquicia mexicana de cafeterías ha aprovechado el boom que se tiene por la bebida, teniendo una ventaja en las zonas donde aún no llegan las grandes cadenas internacionales.

“Vemos una oportunidad de negocio muy grande en aquellas ciudades con más de 100 mil habitantes, ya que en estos lugares las cadenas internacionales como Starbucks aún no penetran, por lo que nuestras unidades acaparan este importante mercado”, comenta el CEO de La Borra del Café.

Datos de Euromonitor International, muestran que el valor de mercado de cafeterías especializadas en México ascendió a 560.4 millones de dólares al finalizar 2016, ubicando al país en el puesto 12 dentro de las naciones a nivel mundial en donde esta industria tiene mayor valor.

Reffreger, quien también se desempeña como académico en la Universidad Panamericana campus Guadalajara, explica que el precio para poner en marcha una de estas unidades varía dependiendo de la ubicación de la misma, pero van desde un millón 100 mil pesos a 3 millones de pesos.

“La ubicación es clave para el precio de nuestras cafeterías. Esto tiene una repercusión directa con el retorno de la inversión. Hay sucursales que a los 17 meses ya recuperan el monto desembolsado, pero, en otros casos, cuando la plaza es nueva y no hay buena afluencia de clientes, el tiempo puede llegar hasta los 36 meses”, precisa.

36 mil

pesos es la inversión base para operar una marca franquiciada

Hasta el momento, la franquicia cuenta con 32 sucursales distribuidas en 10 ciudades del país, ubicadas principalmente en la zona Occidente, Norte y Bajío.

El plan contemplado es cerrar 2018 con 45 sucursales, que significaría un incremento de 40.6 por ciento.

Franquicia Master

El holding mexicano de ocho marcas con los que cuenta su portafolio tiene uno de los modelos más exitosos, ya que ha podido diversificar su negocio en los sectores de entretenimiento, sports bar, bebidas preparadas, comida casual, helados, café y snacks.

“Nuestra idea principal es ofrecer un amplio portafolio con alternativas de inversión a emprendedores que son elegidos por un proceso de selección, en los cuales se determina el negocio que más se adapte a su monto de inversión disponible y estilo de vida”, dice Vladimir Ramírez, cofundador de Franquicia Master.


En periodos de incertidumbre es recomendable invertir en una franquicia por su éxito comprobado

A la fecha, el holding cuenta con ocho marcas en el país y algunas de ellas operan en centro y Sudamérica, entre las que se destacan: Churrería Don Porfirio; Chcago Pops; Frozen Dounuts; Sky Rocket Pizza; Splash Fun y Hot Run.

Los precios de las marcan parten de los 300 mil al millón de pesos.

Para el cofundador, Ramírez, una de las claves para los buenos resultados que tiene la marca es la innovación y el aprovechamiento de las tendencias de consumo en el país para atraer a un mayor público.


“Nosotros desarrollamos cada uno de estos conceptos bajo un esquema de franquicia, pues nos dimos cuenta de que las personas buscaban algo muy particular. Querían sentirse identificados con el negocio, ser parte de un corporativo y, sobre todo, poder adquirir una franquicia e incrementar su inversión”

Vladimir Ramírez

Cofundador de Franquicia Master