9

equipos mexicanos han podido llegar dos veces a una final de torneo corto

Es expectante ver al América superlíder y vigente campeón en una nueva final, pero más interesante se puso esta nueva disputa por el título nacional por tratarse del León como el rival, ya que la contienda directa entre Emilio Azcárraga y Carlos Slim se ha trasladado a la cancha.

Los dos gigantes de las telecomunicaciones en México protagonizan esta semana la nota deportiva, al ser una vez más enemigos directos.

Apenas el año pasado, Slim decidió invertir en un equipo recién ascendido tras una década de rondar en la Liga de Ascenso, sin pensar en que más pronto que tarde le caerían los frutos de tan transcendental negocio en el futbol.

Azcárraga, por su lado, todavía tiene fresco el recuerdo de su título con las Águilas en el Clausura 2013 y su festejo sin camisa en la cancha del estadio Azteca, fuera de la sobriedad que un empresario de su talla suele mostrar.

Esta vez, además de enfrentarse dos grandes equipos cuya temporada estuvo inmersa en el protagonismo, liderazgo y respeto, se trata de una final inédita porque por vez primera, se dejará de transmitir por completo en el duopolio Televisa-TvAzteca. 

La cadena Fox Sport tendrá la transmisión del primer partido de la final que será el jueves, mientras que el duelo decisivo será una vez más por Televisa.

América logró instalarse por segunda vez consecutiva en la final del futbol mexicano tras vencer 2-0 (global 4-3) al Toluca.

Los emplumados fueron el primer lugar general y tienen el derecho de recibir el partido de vuelta en su casa.

Su pase a esta nueva disputa por el título y tratar de ser el segundo  bicampeón en la historia de los torneos cortos, se dio gracias al gol  de Aquivaldo Mosquera al minuto 12. 

Toluca pudo empatar las cosas, pero cuando Pablo Velázquez remató de cabeza, Moisés Muñoz dio la estirada para sacar la pelota y evitar la igualada.

Entonces vendría un cambio clave por parte del “Piojo” Herrera. 

Salió Luis Gabriel Rey y entró Jesús Molina, quien escribió una página de gloria para el ave. 

Molina anotó de cabeza el gol del triunfo tras el cobro de un tiro de esquina y puso el 2-0 que tiene al América y a Azcárraga en una final, ante un rival que ya les ha ganado varios partidos fuera de la cancha.