37

Mil dólares de multa a la Federación Croata de Futbol por el racismo de sus hinchas

Fue breve el receso, pero sirvió para dar paso a las Semifinales. Esta tarde la Selección de España se enfrentará a Portugal por el pase a la Final de la Eurocopa 2012, donde quizá existe un favorito pero pocos se atreverían a decirlo.

Dada la calidad que lleva la “Furia Roja”, que está muy cerca de llegar a su tercer final consecutiva y que solo ha perdido tres de sus últimos 47 duelos, está entre los predilectos al título sin empacho.

Pero nada qué pedirle al Portugal de Cristiano Ronaldo, que si bien ayudó en mucho para tener a los lusos donde están, cuenta también con el mérito de haber goleado 4-0 a los españoles en la última ocasión que se toparon en un amistoso en Lisboa.

En ambas escuadras hay buenos amigos, como los casos de los merengues Fabio Coentrao, Pepe y Cristiano Ronaldo frente a Iker Casillas, Sergio Ramos, Álvaro Arbeloa y Xabi Alonso; del Valencia están Ricardo Costa y Jordi Alba; así como del Chelsea: Fernando Torres y Juan Mata ante Raul Meireles.

La ocasión también podría acercar al astro portugués a un récord goleador en el torneo, pues Cristiano lleva tres goles en la competencia junto al alemán Mario Gómez, al croata Mario Mandzukic y al ruso Alan Dzagoev, por lo que está a un tanto de igualar la marca de 22 anotaciones de Hakan Sukur y Jon Dahl Tomasson. 

Pero además del sabor que brinda este interesante duelo, también existe la controversia que ven los portugueses por la designación del árbitro turco Cuneyt Cakir como juez central, ya que sospechan de la parcialidad del colegiado al grado de meditar una posible protesta. 

La sospecha de Portugal se debe a la estrecha relación entre el presidente del Comité de Árbitros de la UEFA, el español Ángel María Villar, y el vicepresidente de este mismo órgano, el turco Senes Erzik. 

Sea como sea, el partido deberá definirse con goles en la espera de que no afecte tal designación arbitral.  

De cualquier forma, el partido deberá definirse con goles en la espera de que no afecten los señalamientos del nazareno Cakir, pues el poder ofensivo de ambas oncenas pinta para marcar la diferencia en tan importante y trascendente instancia. 

España se presenta en Donetsk a defender su título quizá un poco mermado por el cansancio, por lo que Portugal deberá aprovechar tal circunstancia si no quiere que la clase, los nombres y hasta los trofeos españoles de los últimos años pesen en la cancha.

UEFA pone lupa a los racistas

Caro le salió el comportamiento racista de sus aficionados a la Federación Croata de Futbol en la Eurocopa 2012, pues el uso de pancartas  ofensivas generó una multa de unos 37 mil dólares impuesta por la UEFA a los dirigentes en Croacia. 

El pasado 14 de junio, hinchas croatas quemaron una bandera de la Unión Europea, además de desfilar con pancartas similares al del movimiento fascista ‘Ustasa’ que gobernó Croacia como un protectorado Nazi entre 1941-44. 

La multa que asciende a más del medio millón de pesos mexicanos, también se deriva porque los seguidores croatas portaron fotografías de Ante Gotovina, un ex general condenado por crímenes de guerra y que es un ídolo de la ultra derecha en aquel país.

Por otra parte, la UEFA también tiene en la mira a las federaciones de Portugal, España y Rusia, pues durante el evento también se han suscitado eventos cuestionables que se someterán a investigación.

“La UEFA abrió procedimientos disciplinarios contra la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) por la conducta impropia de sus aficionados (comportamiento racista y cánticos racistas) en el partido contra Italia”, cita el comunicado.

En primera instancia, a los portugueses les aplicarán un castigo de más de 8 mil dólares por el mal comportamiento de uno de sus aficionados porque intentó saltar al campo durante los Cuartos de Final contra República Checa.

Del caso de la Real Federación Española de Futbol, la UEFA también identificó cánticos y comportamiento de racismo en el juego contra Italia, investigación similar que tienen sobre la Federación Rusa. La UEFA decidirá sobre estos casos el jueves.