Policía inglesa ya investiga insultos racistas

La autoridad tachó de "inaceptables" las expresiones discriminatorias hacia los jugadores ingleses; un mural de Rashford fue grafiteado en Manchester

Policía inglesa ya investiga insultos racistas

Policía inglesa ya investiga insultos racistas

Comparte esta nota

La policía abrió investigaciones por los insultos racistas dirigidos contra tres jugadores de la selección inglesa que fallaron sus penaltis en la final de la Euro 2020.

La autoridad tachó de “inaceptables” los insultos hacia Marcus Rashford, Jadon Sancho y Bukayo Saka, e informó que investigará los mensajes “ofensivos y racistas” publicados en redes sociales apenas después de la victoria de Italia.

Un mural con la imagen de Rashford en el muro de un café del sur de Manchester fue grafiteado a raíz del partido.

Los insultos racistas, deplorados como “imperdonables” por el seleccionador inglés Gareth Southgate, propiciaron llamados a las compañías de redes sociales, como Facebook y Twitter, para que se tomen medidas contra los perpetradores de los mismos.

Facebook, dueña de Instagram, insistió el lunes que procura eliminar el contenido nocivo tan pronto sea posible y recomendó a la gente las herramientas que ofrece para bloquear los insultos racistas.

Twitter, a su vez, expresó que removió mil tuits y suspendió permanentemente a una cantidad no específica de cuentas por quebrantar sus reglas.

Lee también: Condena federación inglesa insultos racistas a jugadores

El penalti de Rashford dio en el poste, mientras que los disparos de Bukayo Saka y Jadon Sancho fueron detenidos por el guardameta italiano Gianluigi Donnarumma.

Saka, de 19 años, falló el penal decisivo que le dio el título a Italia y negó a Inglaterra su primer gran torneo internacional de futbol desde el Mundial de 1966.

Los tres jugadores forman parte de un joven plantel inglés que ha sido elogiado por su diversidad e involucrarse en causas a favor de sus comunidades.

A su vez, el primer ministro británico Boris Johnson condenó los insultos racistas y escribió en Twitter que “los responsables por estos lamentables insultos deberían sentirse avergonzados de sí mismos”.

Pero Johnson también ha sido criticado por haber fomentado el abucheo a la selección por arrodillarse previo a sus partidos como protesta contra la justicia racial.

Keir Starmer, el líder del opositor Partido Laborista, lo acusó de falta de liderazgo por no pronunciarse en contra de los abucheos a la selección.

 

Salir de la versión móvil