Los tres jugadores ingleses que fallaron sus penaltis en la Euro 2020 ante Italia fueron víctima de racismo en las redes sociales, por lo cual, la Asociación Inglesa de Futbol (FA) emitió un comunicado en el que condenó el lenguaje utilizado.

Bukayo Saka, de 19 años, uno de los jugadores más jóvenes de la selección inglesa, falló el cobro que le dio el campeonato a Italia y le negó la posibilidad a Inglaterra de alzar su primer trofeo internacional desde la Copa del Mundo de 1966.

Fue la tercera falla consecutiva de Inglaterra desde el punto penal en la tanda decisiva, junto con Marcus Rashford y Jadon Sancho. Los tres son de piel oscura.

La FA apuntó en un comunicado que estaba “consternada” por el abuso en contra de los tres jugadores. El equipo inglés se arrodilló antes de cada partido de la Eurocopa como muestra de apoyo para ponerle fin a la inequidad racial y el conjunto joven y multiétnico se ganó los corazones de un país hasta la tanda de penaltis que, tras el fracaso, sacó a relucir mensajes de odio demasiado conocidos.

“Haremos todo lo posible para apoyar a los jugadores afectados. Mientras, instamos a castigar a los responsables de la forma más enérgica posible”, indicó la FA en el comunicado.

Lee también: 2 reinos en juego, finales en Eurocopa y la Copa América

“Seguiremos haciendo todo lo que esté en nuestro alcance para erradicar la discriminación del deporte, pero imploramos al gobierno que actúe con rapidez y adopte una ley adecuada para que este tipo de abuso tenga las consecuencias adecuadas en la vida real”.

La Policía Metropolitana de Londres, por su parte, informó que investiga los mensajes “ofensivos y racistas” publicados en las redes sociales.