Era cuestión de tiempo para que la sanción llegara. Lance Armstrong sigue pagando sus errores y pasando vergüenzas, luego de que el Comité Olímpico Internacional (COI) anunciara su descalificación por dopaje de todas las pruebas en las que participó en los Juegos Olímpicos de Sydney 2000.

En aquella justa olímpica, el texano se colgó la medalla de bronce al acabar tercero en la prueba de ruta.

Por medio de un comunicado, el COI informó su solicitud al estadounidense para que regrese la presea.

“Se le solicita que devuelva la medalla y el certificado (por haber quedado decimotercero en la contrarreloj individual) conseguidos al Comité Olímpico de Estados Unidos para que éste lo remita al COI”, se leía en el informe.

El máximo organismo del deporte mundial explicó que la decisión se tomó en un principio en la reunión que la Comisión Ejecutiva del COI celebró en diciembre pasado, pero que tuvieron que esperar a que expirara el plazo de recurso para poder proceder.

En la prueba de ruta de Sydney, el oro fue para el ruso Viatcheslav Ekimov, la plata para el alemán Jan Ullrich y el bronce para Armstrong. Ahora se analizará si se establece una nueva clasificación de esta competencia, lo que le daría la medalla de bronce al español Abraham Olano.