El dominio de Mercedes ha sido sobresaliente en la Fórmula Uno, mientras que Ferrari, la escudería más legendaria de la máxima categoría, ha visto desde abajo el paso arrollador de las “Flechas Plateadas”.

Desde el último título de constructores en 2008, la casa de Maranello ha estado a la sombra de otros equipos como Red Bull y Mercedes, siendo 2020 la culminación de una debacle que llevó a cambiar al experimentado Sebastian Vettel por Carlos Sainz.

La conjunción del español con el joven monegasco Charles Leclerc será la fórmula de la compañía italiana para intentar regresar a la competitividad, aunque será complicado que en este año se vuelva a ver a un piloto con uniforme rojo peleando por el campeonato

Sainz ha resaltado que Ferrari ha sido el equipo que más se ha acercado en algún momento a “plantarle cara” a Mercedes; sin embargo, sabe que será difícil, puesto que Red Bull se perfila más para ser el principal contendiente para desbancar el monopolio de la compañía alemana.

“Más que ‘reconstruirse’, voy a cambiar la palabra y decir ‘reencontrarse’ un poco. No hay que olvidar que los ingenieros que ahora mismo están en Ferrari son los únicos que han llegado a plantar cara a Mercedes. Podríamos sumar a Red Bull, pero los únicos que han luchado un Mundial hasta las últimas cuatro carreras es el equipo que hay ahora mismo en Ferrari.

“Estamos hablando de que, si Mercedes no existiera en la Fórmula 1, Ferrari sería un equipazo estos últimos años. Ahí llega mi reflexión: si estamos ahí la misma gente, el equipo lo que tiene que hacer es reencontrarse un poco a sí mismo. Hemos pasado por unos años muy duros. 2019 fue un año difícil, 2020 un año aún más difícil, bastante peor, y ahora toca reencontrarse un poco y volver a retomar la dirección correcta”, expresó Sainz al sitio Soy Motor.

95
carreras ganadas acumula Lewis Hamilton en la máxima categoría

Por el momento, Sainz y Leclerc han manifestado una buena química durante las prácticas en Bahréin, mismo lugar donde el próximo fin de semana comenzará la temporada 2021.

La temporada pasada, Leclerc tuvo problemas constantes con Vettel, eso llevó a que entre los dos solo sumaran tres podios y los abandonos que se provocaron mutuamente les costó que la escudería terminara en el sexto puesto del mundial de constructores.

El objetivo de Ferrari para este año deberá ser alcanzar lo más alto del podio de nuevo, y sumar la mayor cantidad de puntos que los regrese, por lo menos, a los primeros tres.

Mantener la dictadura

Por otra parte, la escudería Mercedes buscará mantenerse como la número uno de la competición,, con el piloto británico Lewis Hamilton tratando de alcanzar su octavo título y superar el empate que mantiene con Michael Schumacher.

“Nunca podría haber imaginado igualar sus records y va más allá de todos mis mejores sueños, este momento me ha hecho sentir humilde. Michael es y siempre será una leyenda de la Fórmula Uno”, dijo Hamilton.

7
títulos de constructores tiene la escudería Mercedes

El mandato de Hamilton y Mercedes podría correr peligro, pero no por Ferrari, sino por Red Bull, ya que, como lo ha mencionado Nico Rosberg, quien fue campeón con el equipo alemán, su antiguo compañero está próximo a ser alcanzado por el holandés Max Verstappen.

Del mismo modo, quien debe entregar resultados positivos es el finlandés Valtteri Bottas, ya que para 2022 podría perder su lugar si no demuestra estar a la altura de Hamilton, ya que además la escudería tiene en preparación a George Russell, quien seguirá puliendo su talento con Williams.

“Si tu compañero gana y tú eres segundo, sientes como si perdieras. Sé que he sido segundo en el pasado, pero quiero demostrar que no soy sólo un segundo piloto. En el equipo, aunque muchos no lo admitirían, quizá de forma inconsciente tienen un número uno y un número dos. A veces los miembros del equipo tuvieron que cuestionarse a sí mismos: ‘¿Estamos tratando igual a Lewis y Valtteri?”, expresó el finlandés en la nueva temporada del documental de la F1 en Netflix.

También puedes leer: La crisis de Ferrari llega hasta la Fórmula Uno