La escudería Red Bull está lista para embestir en la naciente temporada de Fórmula Uno, para poder intentar “hacerle la faena” a Mercedes, requería de que Max Verstappen tuviera un compañero en igualdad de bravura, y esa característica la encontraron en el mexicano Sergio Pérez.

“Checo” llega a su quinto equipo dentro de la máxima categoría y es la segunda ocasión en que se sube a un auto con nombre triunfador, lamentablemente para el mexicano, cuando arribó a McLaren fue que comenzó la etapa en declive de la escudería británica.

Sin embargo, con Red Bull se espera que el mexicano tenga oportunidad de pelear por el campeonato, asimismo, el equipo sumó su experiencia para ayudar en el empuje de Max Verstappen, quien no ha contado con un coequipero que le exija a dar más y ya no cometer errores que le han impedido medirse de frente con Lewis Hamilton.

“Yo le voy a Verstappen porque es un león, ha cometido sus errores pero no ha tenido el mejor auto, su capacidad, comparado con sus coequiperos, a Max, el hecho tener un coequipero como ‘Checo’, Max tiene una gran oportunidad de crecerse aún más, o los dos se crecen”, asegura Adrián Fernández, expiloto mexicano, al canal de Javier Alarcón.

Respecto a la capacidad de “Checo”, Adrián Fernández, quien fue parte importante para la llegada de Pérez a McLaren, reconoce que el de Guadalajara tiene gran capacidad de manos para dominar los autos complicados, pero le hacía falta tener un coche competitivo donde poder explotar al máximo su talento.

No solo sus compatriotas elogian a Pérez, pues el campeón del mundial en 2016, Nico Rosberg, ha expresado que si bien quien fuera su compañero en Mercedes, Lewis Hamilton, sigue siendo el favorito, “Checo” es candidato a dar la sorpresa este año.

Sergio Pérez ha caído bien en la escudería de las bebidas energéticas; sin embargo, quienes han ocupado ese asiento antes que él han sufrido las “cornadas” de Verstappen, quien los ha exhibido, razón por la que Christian Horner, jefe del equipo, los ha movido de lugar.

Así lo vivieron desde Daniel Ricciardo, Pierre Gasly y, principalmente, Alex Albon, quien fue el sacrificado para la incorporación del mexicano, pese a que el tailandés es parte del sistema de desarrollo de Red Bull.

“Tengo mucha hambre de éxito y creo que ahora tengo una oportunidad que llega sólo una vez en la vida. Quiero aprovechar esta oportunidad al máximo, llega en el mejor momento posible”, reconoció “Checo” cuando fue presentado oficialmente por la escudería.

El niño maravilla de Red Bull

Desde su debut en la máxima categoría, Max Verstappen ha sido considerado como candidato a forjar una carrera similar a la que tiene Lewis Hamilton, con múltiples campeonatos.

Sus actuaciones en las pistas le valieron el rápido ascenso del equipo Toro Rosso a Red Bull, y aunque ha estado a la sombra de los Mercedes, se dice que en igualdad de circunstancias podrá darle batalla a Hamilton y superar con creces a Valtteri Bottas.

El piloto neerlandés está enfocado en ser campeón de la categoría, y aunque ha dado un buen recibimiento a “Checo”, en cualquier intento del mexicano por superarlo, tanto dentro como fuera de los asfaltos, será duramente defendido por el “Niño Maravilla”.

“Sé que la gente está emocionada, pero Mercedes sigue siendo el favorito. ¿Cómo puede no serlo cuando han ganado siete títulos seguidos? Estoy seguro de que Mercedes también quiere que la gente piense que somos favoritos y eso nos presione, pero nosotros estamos concentrados en nosotros mismos”, dice Verstappen.

La experiencia y sabiduría de Sergio Pérez para aprovechar al máximo los neumáticos y la explosividad de Max Verstappen pueden ser la combinación perfecta para que Red Bull supere a Mercedes, que depende principalmente de Hamilton, puesto que Bottas no ha entregado resultados a la altura de su coequipero, y el misterio sobre cuál será mejor comenzarán a revelarse a partir de este fin de semana en la pista de Baréin, donde “Checo” consiguió su primer triunfo en la F1 el año pasado.

También puedes leer:‘Espero con ansias mi debut con Red Bull’: Checo Pérez