Tropezar dos veces con la misma piedra siempre va a doler más que cualquier resultado. Fue en las manos de Japón donde terminó la ilusión mexicana de aspirar a la final internacional de la edición 75 de la Pequeña Serie Mundial de Williamsport, al perder los Vaqueros de la Linda Vista por nocaut.

Tres días después de perder con el mismo rival, los nipones volvieron a aplicar la misma dósis a los mexicanos. 

La pizarra que se detuvo en 12-1 dio cuenta del trabajo de pitcheo que afectó al cuadro tricolor, pues a base de batazos desde el inicio del partido, los asiáticos impusieron su poderío dentro del diamante.

Durante casi todo el juego, Japón hizo ver su suerte a los peloteritos de Guadalupe, Nuevo León, mientras que por su novena solo pudieron  celebrar una carrera gracias al batazo de vuelta entera de Juan Garza al inicio del mismo.

La novena Tricolor logró su primera y única carrera cuando Juan Garza conectó un batazo de vuelta entera por todo el jardín central, que los puso en ventaja temporal.

Pero lo bueno duró poco, pues Japón respondió con la misma moneda al conectar jonrón con su primer bat, Hayato Ueshima. Sugura Kanamori conectó otro vuelacercas espalda con espalda y rápidamente la escuadra oriental tomó la ventaja para nunca perderla.

La tercera carrera vino tras un error del jardinero izquierdo, cuando no pudo quedarse con un elevado que parecía ya tener en el guante.

Takeuchi conectó triple productor de dos carreras más para el 5-1. Miguel de la Fuente entró al relevo por Juan Garza y admitió la sexta anotación nipona, para que después Kanamori con sencillo al derecho impulsara la séptima carrera.

Los errores de la defensiva mexicana terminaron por hundir el pitcheo, para que finalmente Konamori pegara jonrón que terminó por noquearlos