19

Partidos acumula Jesús Corona con la Selección Mexicana


"Sí me visualizo (en el Mundial), sé que puede haber esa probabilidad, sacrificándome puedo estar cerca de lograrlo”

Jesús Corona

Portero del Cruz Azul


La medalla da esperanza a los juveniles, pero el único de Londres 2012 que podría estar firmando su titularidad para el Mundial es Corona

Através de los años, al futbol mexicano se le ha nombrado “tierra de porteros” gracias al talento de los guardametas forjados en este país, el cual sobre sale por encima de otras posiciones dentro del campo.

Pablo Larios, Jorge Campos, Oswaldo Sánchez y Óscar “Conejo” Pérez han sido en las últimas cuatro décadas, los referentes más grandes de la Selección Nacional en los diferentes ciclos mundialistas.

Si bien hace un par de meses el Tricolor adolecía de un portero titular fijo enfocado al camino rumbo al Mundial de Brasil 2014, los resultados en Juegos Olímpicos pudieron haber disipado toda interrogación respecto a quién será el arquero mexicano: Jesús Corona.

Después de tantos altibajos, de hacerle al ‘tin marín’ con Guillermo Ochoa, Luis Michel y Alfredo Talavera –y otros más como Jonathan Orozco y Liborio Sánchez- por no encontrarse a la pieza fundamental que todo mundo esperaba, es posible que Luis Fernando Tena le haya dado en el clavo a quien veremos en el próximo Mundial.

Cierto es que la medalla de oro en Juegos Olímpicos le abrirá el panorama a muchos de los juveniles que quieren crecer a pasos agigantados, pero el único de los seleccionados de Londres 2012 que podría estar firmando su titularidad dentro de dos años sería Corona, quien hasta la capitanía podría portar.

Este elemento del Cruz Azul que desde hace un par de años ha tenido que librar con diversas situaciones personales y deportivas por su carácter, como cuando por un pleito de cantina en Guadalajara fue noticia en los principales medios del país. O cuando golpeó de un cabezazo a Sergio Martín, preparador físico del Morelia, durante un partido de liga.

Guillermo Ochoa es actualmente su más cercano rival en este difícil camino. Tras el partido de anoche contra Estados Unidos cada quien puede tener su juicio de quién debería ir primero y quién segundo. El tiempo se acorta, la Copa Confederaciones de 2013 está a un año de distancia, el cual resulta suficiente para medir la eficiencia de cada prospecto al arco mexicano.

Mientras tanto la duda sigue imperando pues, si Corona se ha levantado de tan polémico 2011, ha puesto su mejor empeño en la cancha y ha podido encaminar a la Selección Mexicana juvenil al la medalla de oro en Juegos Panamericanos y Olímpicos, ¿qué más le haría falta?

Debe cuidar sus pasos

Como una y otra vez lo ha manifestado a los medios de comunicación, Jesús Corona deberá cuidar sus pasos en los dos años restantes al Mundial de Brasil 2014, pues además de no bajar el ritmo ni la condición física, será primordial el mantener sus problemas personales o extracancha al margen de su carrera.

El trayecto que resta es largo, por ello tanto sus actuaciones con el Cruz Azul como con la Selección Nacional en los siguientes llamados, serán claves para que el tapatío logre ese sueño de jugar una Copa del Mundo. Él mismo jugador lo ha dicho, se las ‘vio negras’ luego de los escándalos del 2011, así que dependerá únicamente de él si logra la hazaña o se queda en el camino.