El sonidero es un ícono de la ciudad, un movimiento originado en los barrios de la capital donde se cierran las calles, suena la música y la gente comienza a bailar. 
Este fenómeno de la cultura popular ha sido representado mayoritamente por hombres, sin embargo el colectivo Musas Sonideras busca reivindicar el papel de la mujer en este movimiento y consolidar el fenómeno musical como una expresión cultural.