Xochimilco, “el campo de flores”, no solo conserva su nombre en náhuatl sino también una parte de lo que fue un gran sistema de canales que comunicaba la parte central del Valle de México desde tiempos prehispánicos.

En este lugar de jardines, cultivos y casas flotantes vive Manuel Rodríguez, quien fundó el Parque Ecoturístico Chinampero Michmani para proteger a la especie Ambystoma mexicanum, mejor conocida como ajolote de la depredación de otras especies, de su pesca ilegal y de la contaminación de sus aguas.

En un breve recorrido hacia el pasado por los viejos canales del sur de Xochimilco, conoceremos la historia de Manuel que se desempeña como un empresario, activista, ambientalista, historiador, pero más que nada, es un guardián, el guardián de Xochimilco.