ANUNCIO

SECUESTROSEU

SECUESTROSEU

‘Un monstruo’ de doble cara

El hombre acusado de mantener cautivas a tres mujeres durante una década había aterrorizado antes a la madre de sus hijos encerrándola, golpeándola y torturándola psicológicamente antes de que su relación se desintegrase, según dijeron los familiares de la mujer.

Varios familiares de Grimilda Figueroa, que abandonó a Ariel Castro hace años y murió en 2012 después de una prolongada enfermedad, trazaron un retrato aterrador sobre la vida con Castro mientras las autoridades hacían públicos los detalles de los abusos sufridos por las otras mujeres cautivas.