MIGUELANGELMANCERA

MIGUELANGELMANCERA

A un año del milagro

La operación a corazón abierto de Miguel Ángel Mancera Espinosa sacudió todo: provocó una crisis interna en el Gobierno del Distrito Federal (GDF) y se convirtió en caso de Estado.

A un año del “milagro” de la “resurrección” del jefe de Gobierno, quien ya recuperado narró que su corazón se detuvo por ocho minutos durante aquella intervención, algunas cosas cambiaron en el GDF.

MIGUELANGELMANCERA

Ya en casa

En pie y con buen semblante, Miguel Ángel Mancera abandonó el Hospital ABC, a poco más de una semana de haber sido operado del corazón.

En un principio el jefe de gobierno del Distrito Federal se sometió a intervención por la presencia de arritmia, pero una complicación en la cirugía prolongó su permanencia y hasta el sábado fue dado de alta.

Sin embargo, abandonó el hospital ayer por la tarde pues, según informó su secretario particular Luis Serna, prefirió quedarse en el nosocomio para tener privacidad y tranquilidad.