¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
doPlay

SegundoInformeDeGobierno

Viaje turbulento, Segundo Informe de AMLO

Ernesto Santillán

El segundo informe sobre el estado que guardan el país y la administración federal tendrá lugar en medio de un panorama muy complejo a causa de la pandemia de COVID-19 y de la crisis que dejó en materia sanitaria y económica; previo a la cita, Andrés Manuel López Obrador, ha dado a conocer una serie de videos para resaltar los avances de su administración


Ago 31, 2020

El reto se complicó. A dos años de haber alcanzado el poder, Andrés Manuel López Obrador se ha tenido que enfrentar a más obstáculos de los esperados en su camino hacia la cuarta transformación. En la víspera de su Segundo Informe de Gobierno, la administración federal que encabeza tiene enfrente un contexto adverso en materia de salud, economía y política.

La pandemia de coronavirus, quizás el más grande e inesperado de todos, no solo evidenció el descuido que se tuvo durante sexenios en el sector salud, también puso en jaque la implementación del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) y el ambicioso proyecto del sistema universal de atención médica.

El día de mañana en Palacio Nacional, Andrés Manuel López Obrador rendirá su Segundo Informe de Gobierno, el cual, se desarrollará con medidas de sana distancia y con el número de asistentes recomendados por las autoridades sanitarias

Esta crisis sanitaria dejó la economía tanto del país como de los mexicanos con una rodilla en la lona ante el cierre masivo de micro, pequeñas y medianas empresas y la pérdida de empleos que esto provocó, situación que engrosará la desigualdad y las filas de pobreza en el país.

En materia de seguridad, los avances han sido escasos, pues aunque algunos indicadores tuvieron una mejoría en los últimos meses debido al confinamiento implementado para evitar la transmisión de coronavirus, la violencia no termina de ceder a pesar de que la Guardia Nacional ya está en funciones y se permitió al Ejército seguir en las calles. De hecho, las mujeres son uno de los grupos que más afectados se han visto en este sentido.

Con este panorama, el día de mañana en Palacio Nacional, Andrés Manuel López Obrador rendirá su Segundo Informe de Gobierno, el cual, se desarrollará con medidas de sana distancia y con el número de asistentes recomendados por las autoridades sanitarias.

Además, el documento será enviado por escrito al Congreso de la Unión en donde se contará con la asistencia de 251 de los 500 diputados y 65 de los 128 senadores para llevar a cabo la sesión y abrir el periodo ordinario.

“Es un informe al que el presidente llega en condiciones distintas a las que él hubiera querido porque se da en un contexto de crisis no solo generada por la pandemia, sino por las decisiones que él mismo optó por instrumentar al inicio del sexenio, como la cancelación del aeropuerto o las consultas populares que han deteriorado la confianza de los inversionistas y las cuales han contribuido sistemáticamente al deterioro de su administración”, opina Gustavo López Montiel, politólogo del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM).

Por su parte, el analista político Augusto Reynaud, comenta que aunque la crisis sanitaria ha afectado gravemente los resultados del actual gobierno, también le ha servido para justificar muchos de sus errores de cara a su segundo año de funciones.

“El tema de la pandemia me parece que en términos de estrategia de comunicación la han sabido utilizar porque les permite justificar errores. Es un atajo que les da la oportunidad de construir una narrativa en la cual le echas la culpa de tus fracasos a un fenómeno externo, permitiendo descargar muchas de las responsabilidades directas”.

A dos años de haber iniciado sus funciones, la administración federal se enfrenta a un panorama muy adverso en materia de salud, economía y política

Segundo Informe devaluado

El evento público que llevará a cabo el titular del Ejecutivo el día de mañana difícilmente se puede calificar como un ejercicio de rendición de cuentas, asegura en entrevista para Reporte Índigo Reynaud.

“Estas acciones están devaluadas ya que se han vuelto muy frecuentes en esta administración. Todas las mañanas el presidente sale a dar un informe, sin embargo, se puede informar mucho sin rendir cuentas, por lo tanto, este Segundo Informe de Gobierno, más bien se enmarca como una pieza más dentro de una estrategia electoral rumbo a los comicios del 2021.

Más que informar de la situación actual del país y de cómo el gobierno está lidiando con ella, parece que lo que quieren es que se hable del pasado para tratar de evitar que el foco y la atención de la gente vaya a problemáticas actuales como el desempleo, la inseguridad, la corrupción o el mal manejo de la crisis sanitaria

- Augusto Reynaud

Analista político

López Montiel concuerda con esta postura y asegura que los comerciales del presidente en los que hace alusión a su Segundo Informe de Gobierno son una clara muestra de ello, pues además de reflejar una realidad totalmente distinta a la que atraviesa el país, demuestran que más que una intención de informar, hay una de promocionarse a sí mismo y a la institución política que lo llevó al poder.

Sin cambios en el horizonte

Modificar la estrategia implementada para corregir el rumbo del país no es una opción para la actual administración ni una situación que se vaya a presentar en un futuro cercano, asegura Reynaud.

“No veo que en adelante vayan a haber muchos cambios en la manera de gobernar el país porque el presidente no tiene contrapesos ni externa ni internamente. Andrés Manuel López Obrador no cuenta con un gabinete capaz de hacerlo cambiar de opinión respecto a las decisiones que toma aunque no se enmarquen en su ámbito de especialidad, ni existe una figura u otros partidos que cuenten con la fuerza para cumplir con este papel”.

Fuerza insustituible

El poder y la popularidad que ostenta el titular del Ejecutivo en estos momentos no lo benefician del todo, ya que ante la falta de un personaje capaz de llenar sus zapatos en materia de popularidad y aceptación, el proyecto político que construyó y bautizó como Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), se encuentra en peligro de desvanecerse al concluir el sexenio, advierte Augusto.

“Hay un fenómeno muy interesante que vemos en las encuestas, pues a pesar de que el gobierno está reprobado en muchos de sus resultados, tenemos a un presidente con un respaldo tremendo, aunque irónicamente su administración no alcance los resultados esperados.

“Esto demuestra que la clave de la popularidad de Morena es el carisma personal del presidente, no el partido. La gran falla del lopezobradorismo, es que no tienen un proyecto que vaya más allá del actual presidente”.

Continúa leyendo:

La realidad de AMLO, spots de los éxitos de la 4T


Notas relacionadas

Sep 2, 2020
Lectura 7 min

Comentarios