El Pleno del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) definirá hoy el curso de las televisoras en cuanto a la retransmisión de señales de televisión abierta a través de sistemas de paga.

El IFT abordará los resultados de la consulta pública para que opere el must carry y must offer, aun cuando hay quienes están pidiendo que la resolución se lleve hasta el 9 de marzo.

Los resultados de la consulta pública ya fueron evaluados por las áreas técnicas y sus resoluciones fueron entregadas a los comisionados para que emitan su opinión.

El IFT convocó a una consulta pública sobre el tema cuando Dish decidió subir las señales de Televisa y Televisión Azteca, lo que causó la inconformidad de ambas empresas que iniciaron procedimientos judiciales.

Aunque no hay nada oficial, se ha dejado entrever que el pleno del IFT dará la razón a Dish por el uso de esta señal.

La reforma establece que se deberán repetir las señales de televisión abierta cuando se tenga una participación mayor a 50 por ciento del mercado.

La resolución también deberá definir cómo se establecerán los convenios entre las partes, los derechos de autor y el pago de la contraprestación.

Grupo Salinas, demanda

La compañía TotalPlay, filial de Grupo Salinas, interpuso el lunes una nueva denuncia ante el IFT contra Dish y Telmex por “concentración prohibida”.

En una entrevista, Eduardo Ruiz Vega, director de Asuntos Regulatorios de Telecomunicaciones de Grupo Salinas, aseguró que en caso de que esa resolución aplique la Constitución, entonces no acudirán a los tribunales.

“Pero en cualquier supuesto donde no nos sea favorable la resolución, sentimos tan claro y tan diáfano nuestro argumento que tendremos que seguir intentando y en caso de tener que ir a una instancia judicial lo haremos”, advirtió.

Ruiz Vega solicitó además la resolución de sus demandas antes de dar a conocer los lineamientos de must carry y must offer.

De acuerdo con el directivo, Dish se beneficia de forma ilegal a través de la retransmisión de los canales 7 y 13, pertenecientes a Televisión Azteca.

Señaló que la regla de gratuidad que no puede beneficiar ni directa ni indirectamente a ningún agente económico preponderante.

Además, dijo que la alianza debió sujetarse en su momento al proceso que establece la Ley Federal de Competencia Económica.

“Ya es tiempo y esperaremos prudentemente un poco más, pero también exigiremos con un gran respeto que ya se le dé trámite a esta petición de sanción para Dish”, remarcó.

Con esa declaratoria, Grupo Salinas allana el camino para que se resuelva el tema de la concentración prohibida en Telmex.

Dish se defiende

En entrevista con Noticias MVS, José Antonio Abad, vicepresidente corporativo de Dish aseguró que con Telmex solo existe relación mercantil para que sus usuarios puedan pagar el servicio dentro del recibo telefónico.

Aclaró que la señal la toman del aire, mientras que las televisoras le dan la señal a Cablevisión y Sky.

Para Abad, los señalamientos de TV Azteca solo son una “cortina de humo”, pues el tema de fondo es la retransmisión de señales de televisión abierta.

Por su parte MVS Telecomunicaciones aseguró que su filial Dish “no tiene que pedir permiso a nadie” para tomar las señales de televisión abierta y retransmitirlas en su programación.

La Constitución plantea que es obligatorio y aplicable desde la creación del IFT, agregó.

En entrevista para Notimex, el apoderado legal de MVS, Peter Bauer, indicó que la carta magna no establece que se debe contar con una ley o que condiciona a alguna autorización para hacerlo, de ahí que hayan incorporado los canales de TV Azteca desde el 11 de septiembre del año pasado.

El trasfondo

El 95 por ciento de los ingresos por publicidad se quedan en Televisa y TV Azteca.

Para atacar esa concentración, los legisladores determinaron que la retransmisión de señales abiertas debía ser gratuita. 

Esta guerra mediática aparece a unas horas de que el IFT de a conocer sus acciones regulatorias en la material y se conozcan las leyes secundarias.

Como parte de esa combate frontal, Dish pidió que se declare a Televisa actor preponderante en dos áreas: televisión abierta y restringida en las que es preponderante.

Si el IFT acepta la preponderancia de Televisa tendría que dictar varias medidas, como permitir la publicidad de Dish en sus canales.

Nuevas cadenas 

En los próximos 180 días el IFT deberá publicar las bases de licitación para dos cadenas digitales de televisión.

Está prevista también una nueva señal nacional de “televisión pública”, en la que no podrían participar aquellos concesionarios que tengan 12 Megahertz o más.

Hasta el momento ninguna empresa ha manifestado su interés de licitar por alguna de estas cadenas.