A ocho meses de su liberación, la exlideresa sindical, Elba Esther Gordillo Morales visitó y convivió con profesores de la organización Redes Sociales Progresistas (RSP) previo a su primera asamblea estatal en Chiapas para después buscar convertirse en un nuevo partido político.

La ex lideresa del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) arribó al lugar de la asamblea, en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, alrededor de las 14:00 horas del pasado sábado y se retiró cerca de las 18:00, luego de saludar a los maestros que asistieron a la reunión.

“La Maestra” además se tomó fotos con las personas que forman parte de la organización encabezada por su yerno Fernando González, y su nieto René Fujiwara

Mientras sus familiares alistan el lanzamiento de una nueva organización política, Gordillo Morales comienza a retomar algunos liderazgos estatales de la estructura del desaparecido Partido Nueva Alianza, fundado por ella.

Paralelo a la estrategia de la creación de un nuevo partido político, la exlideresa sindical mantienen la pelea para recuperar el control del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), que perdió cuando fue arrestada en febrero del 2013 por los delitos de lavado de dinero y delincuencia organizada

La organización Redes Sociales Progresistas fue convocada y conformada por personas cercanas a Gordillo y entre sus filas se encuentran miembros del SNTE. Durante la campaña presidencial del año pasado, RSP al igual que González y Fujiwara demostraron en Chiapas públicamente su apoyo hacia el entonces candidato de Morena, Andrés Manuel López Obrador.

Ya en libertad, en noviembre de 2018, Elba Esther Gordillo manifestó sus ganas de recuperar las riendas del SNTE y dijo que para fortalecerlo le tomaría la palabra al presidente electo de que los nuevos liderazgos del grupo surjan del voto libre, incluyente, y secreto de los maestros.