Morena perdió los distritos 12 y el nueve de la Cuauhtémoc a nivel local y los candidatos que iban por la reelección para diputados son Temístocles Villanueva y José Luis Rodríguez de León, quienes impulsaban la agenda de la comunidad de lesbianas, gays, bisexuales, transexuales, transgénero, travestis, intersexuales y más (LGBTTTI+).

Principalmente, Villanueva en su calidad de presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Congreso de la capital, promovió la creación de la ley contra las terapias de conversión, la ley de DDHH así como los dictámenes de la ley de las infancias trans y la ley LGBTTTI+.

Su lugar en el Legislativo, será ocupado por dos candidatas de la coalición opositora de Va Por México, una panista y otra priista.

Ante esta situación, integrantes de la comunidad de la diversidad sexual afirman que temen retrocesos en sus derechos.

Manuel León Ríos, activista en respaldo a las personas con Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) y quien simpatizaba con Villanueva, acusa que las minorías están amenazadas ahora que Morena perdió representatividad.

“Es algo grave, porque el trabajo de Villanueva merece la continuidad, pero ahora que ganó el PAN creo que nos veremos afectados los grupos de atención prioritaria”, dice.

Hasta el momento, no existe algún candidato a diputado local que sea de la comunidad LGBTTTI+ y esté por arriba en las tendencias electorales.

Ríos afirma que es preocupante que un partido como el PAN obtenga más curules en la capital por su talante anti derechos.

“Son conservadores y se oponen a los derechos de la comunidad, el PAN frenó en las sesiones virtuales la Ley de las Infancias Trans y ahora que tiene más diputados podría buscar restringir más cosas que ya se ganaron”, indica.

El dictamen de la Ley de las Infancias Trans fue aprobado por la Comisión de Derechos Humanos del Congreso capitalino desde 2019, sin embargo, el PAN, aliado con otras fuerzas políticas, ha impedido su discusión.

Dicho proyecto de ley propone que los menores de edad, apoyados por sus padres, que quieran su cambio de género legal, lo puedan hacer de manera administrativa y no a través de la vía judicial, como actualmente sucede.

Públicamente, el partido blanquiazul se ha opuesto a la Ley, respaldado por organizaciones conservadoras como el Frente Nacional por la Familia.

Además, el PAN está en contra de la despenalización del aborto. Siendo diputado constituyente en 2017, el virtual alcalde de Miguel Hidalgo, Mauricio Tabe Echartea, propuso que se integrara “el derecho a la vida” en la Carta Magna local aún cuando en la Ciudad de México, desde 2017, las mujeres tienen el derecho a decidir sobre su salud y maternidad y optar por el aborto antes de las 12 semanas de gestación.

También puedes leer: CDMX, bastión de Morena en 2018 debilitado en elección

Cae dominio de la izquierda en la CDMX de 24 años