Los partidos de izquierda en la capital del país perdieron el dominio que mantuvieron durante los últimos 24 años y ahora la entidad está dividida, dice Mariana Gómez del Campo, exlegisladora federal del PAN y actual secretaria de Relaciones Internacionales del partido.

“Nos fue bastante bien y agradecer a la gente, porque mantuvimos como alianza varias posiciones y por primera vez le abrimos un boquete a la izquierda”, dice.

La coalición Va por México en la capital conservó Benito Juárez y Cuajimalpa, recuperó Miguel Hidalgo con Mauricio Tabe Echartea, Álvaro Obregón con Lía Limón, Azcapotzalco con Margarita Saldaña, Tlalpan con Alfa González, Magdalena Contreras con Luis Gerardo Quijano y le quitó al grupo político del senador Ricardo Monreal, la alcaldía Cuauhtémoc de la mano de Sandra Cuevas.

Además hubo demarcaciones territoriales como Álvaro Obregón, Benito Juárez y Miguel Hidalgo en las que los candidatos de Va Por México se hicieron con la ventaja de forma clara frente a sus rivales.

Gómez del Campo apunta que dichos resultados se lograron porque existe un hartazgo importante contra Morena.


“Le falló a la gente, hace tres años, 30 millones de personas votaron por López Obrador y hoy, abandonó a muchos de los que confiaron en él: quitó apoyos a todas las mujeres, cerró estancias infantiles y así tenemos una lista interminable de todo lo que Morena ha arrebatado, y los más pobres fueron los más afectados”

Mariana Gómez del Campo

Exlegisladora federal del PAN y actual secretaria de Relaciones Internacionales del partido

Ante esto, menciona que los capitalinos encontraron una esperanza en la coalición pero especialmente en Acción Nacional.

“Podemos lograr gobiernos limpios, cercanos a la gente y las personas decidieron entre dos opciones, votar por el partido del dictador y totalitario que quiere controlar los tres poderes o votar por la democracia, que es lo que prefirió la ciudadanía en la capital”.

La militante del PAN considera que en el año 2024, el blanquiazul irá por el Gobierno de la Ciudad de México.

“Es importante que la gente no se acostumbre a malas administraciones y en tres años vamos a ir por toda la Ciudad de México”, sentencia.

Cabe señalar que, de los nueve candidatos de la coalición que se llevaron la victoria el 6 de junio, cinco son de extracción panista: Mauricio Tabe Echartea, Margarita Saldaña, Santiago Taboada, Lía Limón y Giovanni Gutiérrez, lo que representa la cantidad más alta de alcaldes que Acción Nacional ha tenido en la capital.

Al respecto de una de las sorpresas del 6 de junio, la alcaldía Cuauhtémoc, en donde Sandra Cuevas ganó en el PREP a la histórica figura de la izquierda, Dolores Padierna, la compañera de fórmula y quien hizo campaña con la triunfadora, Ana Villagrán, señala que las victorias de Va Por México se debieron en gran medida a la forma innovadora en que salieron a conseguir el voto.

“El trabajo territorial fue muy importante para ganar la elección, así lo hizo también Mauricio Tabe Echartea y yo con Sandra Cuevas y nos dio resultado”, menciona Villagrán.

La panista es la candidata que ganó la elección a diputada por el distrito 12 de la alcaldía Cuauhtémoc, circunscripción por la que quería reelegirse el morenista José Luis Rodríguez Díaz de León.

“Obtuvimos un resultado producto de una confianza en la gente que no teníamos desde el año 2000 y estamos muy comprometidos para hacer que el PAN sea el cambio que las personas necesitan”, cuenta.

También puedes leer: CDMX, bastión de Morena en 2018 debilitado en elección

Temen pérdida de derechos de grupos LGBTTTI+