El trabajo de la comunidad del teatro es incómoda para los gobiernos y por ello se apoya poco esta actividad artística desde el ámbito público, considera el productor teatral Oscar Carnicero.

“La comunidad teatral en términos generales es bastante politizada. Somos una comunidad con ideas muy fijas y muy claras de lo que creemos, y también nos hemos dado cuenta de que a este gobierno, en este momento, no le gusta la gente de ideas claras. Esa es la verdad”, afirma el creativo.

Carnicero critica que hace falta espíritu de servicio por parte los funcionarios del sector para atender las necesidades de los artistas.

“Creo que el teatro requiere inyección de dinero por parte del Estado y se debe dejar de precarizar lo que ganan los creadores teatrales”, apunta.

Parte de estas actitudes de desdén por parte del Gobierno para el sector están relacionadas con que los servidores públicos desconocen la actividad teatral.

“Creo que el sector cultura ni ve ni aprecia el teatro. Tan no lo aprecia que las instituciones no producen teatro, cuando tendrían que tener una producción de teatro propia. Lo único que hay es la Compañía Nacional de Teatro, y ya. Antiguamente se producían obras del sector cultura y estas obras estaban en el Centro Cultural del Bosque, y ahora ya no sucede”, expone.

Esta problemática lleva varios sexenios, por lo que es importante crear conciencia de que el arte escénico es necesario para el desarrollo de una sociedad más crítica.

“Desde el teatro de búsqueda hasta el comercial, creo que tiene que ser parte de la canasta básica del ser humano. Creo que sería muy importante porque no solamente te divierte, te ayuda a pensar, te ayuda a reflexionar, evidentemente no sucede con todas las obras, luego ves obras que dices ‘Dios bendito, qué hago yo aquí’, hay de todo, pero es como la vida misma. Yo creo que el teatro te ayuda a entender muchas cosas”, finaliza.

Te puede interesar:

El show ¿debe continuar? La indignación del teatro

Gobierno, sin educación artística ni presupuesto