Los actores y artistas comienzan a mostrar su indignación. Actividades artísticas como el teatro, la danza y otras expresiones, están fuera del radar de este gobierno y, si bien ya había un abandono, en este momento se percibe incluso una orfandad.

Expertos del sector teatral aseguran que tras superar un periodo de encierro pandémico se vive una de las peores etapas para el teatro, ya que no existen apoyos para poder salir adelante.

El productor Gerardo Quiroz, el actor Carlos Espejel y el productor Oscar Carnicero coinciden en que este Gobierno de la autodenominada Cuarta Transformación no acude al teatro, como tampoco lo hicieron quienes los antecedieron.

“No sé si sea traición, pero sí un abandono, quitaron los fideicomisos que realmente ayudaban y dijeron que iban a demostrar dónde estaba la corrupción. No hay una sola denuncia, alguien que realmente haya sido castigado”
Carlos EspejelActor

El actor considera que en este momento se está viviendo la época más catastrófica del gremio debido al abandono de las autoridades.

Los actores y productores revelan que al estar en las tablas o desde atrás de los telones alcanzan a ver si entre el público están los políticos y la gente del gobierno, lo cual no es nada recurrente en los teatros.

“Lo que te puedo decir es cada vez que he ido a Bellas Artes, anoche estuve viendo el espectáculo de Gaby Muñoz y de Alondra de la Parra, que era el estreno mundial de este espectáculo maravilloso, y yo siempre por ejercicio volteo al palco presidencial, a ver si hay la esperanza de que algún día un presidente vaya a ver algo a Bellas Artes. Nunca hay nadie. Eso te habla un poco de esta orfandad”, explica el productor teatral Oscar Carnicero.

“Yo me imagino que al ser presidente de un país no te da tiempo de ir a los espectáculos, pero es muy sintomático. Yo llevo yendo a Bellas Artes toda mi vida, y nunca he visto a un presidente viendo absolutamente nada”, explica.

El desinterés de los políticos con los ambientes culturales como el teatro y otras expresiones artísticas en definitiva repercute en que se destinen recursos públicos.

Lo que ha hecho que el teatro en México no haya muerto, es la pasión de la gente del gremio que resiste ahora y lo ha hecho durante años para poder ofrecer las funciones, afirma el actor y productor Gerardo Quiroz

“Todavía es muy complicado estabilizar la situación. Todo lo que provocó la pandemia para los espectáculos en vivo fue bastante grave”, explica el histrión, quien asegura que en el ámbito nacional el encierro sanitario ocasionó que 10 mil familias en todo el país dejarán de recibir un ingreso por parte de la actividad teatral.

Eso, sin mencionar el daño en el rezago cultural que el teatro cumple. El teatro despierta la mente de los asistentes, genera cuestionamientos y hace plantearse problemas.

Ese rol social que tiene el teatro es lo que maravilla a la gente que se dedica a esta actividad, de acuerdo con el actor, pero como una forma de ganar dinero es muy poco viable. Considera que en toda su historia como empresario teatral, apenas una cuarta parte de sus producciones han generado ganancias.

Aún así, considera, seguirá destinando dinero fruto de otros negocios para esta actividad apasionante.

Descontento de actores de teatro

El actor Lalo España lanzó críticas al presidente Andrés Manuel López Obrador y fue polémico en las redes sociales.

“Hace algún tiempo subí un video criticando al dizque Presidente que dizque gobierna este país, tan mágico, tan maravilloso y tan golpeado, México, y mucha gente se identificó conmigo, me dijo ‘estamos desesperados’, los medicamentos para los niños con cáncer, la corrupción, sí ha habido muchos sexenios muy malos, pero estos son peor que todos. Me decían de todo”, expresó el actor.

El actor recibió una ola de insultos por asuntos personales tras sus señalamientos vertidos en Twitter.

Expertos del sector aseguran que tras superar un periodo de encierro pandémico se vive una de las peores etapas para el teatro, ya que no existen apoyos para poder salir adelante

“Puedo ignorar muchos comentarios estúpidos de odio, homofobia, etc, pero cuando el fanatismo político lleva a algunas personas a mezclar y meterse con la muerte de la pareja de un ser humano público o no público, resulta asqueroso, refleja una pobreza de espíritu inconcebible”, expuso.

El histrión especializado en comedia participa en la serie televisivaEl Privilegio de Mandar”, producida por Televisa, en la que se realizan parodias de los políticos mexicanos.

Te puede interesar:

Gobierno, sin educación artística ni presupuesto

‘Somos incómodos’, el trabajo de la comunidad del teatro