Mientras más de 20 organizaciones de derechos humanos publicaron un comunicado que condena lo que llaman “brutalidad  policiaca”, el comisionado de la Policía Federal, Enrique Galindo, aseguró ayer en entrevistas en radio que los elementos a su cargo asignados en Guerrero fueron atacados con saña por manifestantes y maestros de la Ceteg. 

Los hechos violentos en Chilpancingo  se efectuaron en tres episodios, durante siete horas, y resultaron en 22 heridos, dos graves, pertenecientes a las fuerzas policiacas federales.  

Mientras las versiones antagónicas alegan agresión de ambas partes en conflicto, las  organizaciones de Derechos Humanos publicaron un comunicado que reprueba los hechos en el municipio guerrerense: 

“Condenamos enérgicamente la brutalidad policiaca de la que fueron objeto estudiantes, padres de familia de los normalistas desaparecidos, maestros y periodistas, expresamos nuestra solidaridad con ellos, y exigimos a las autoridades competentes  investigar los hechos y sancionar a los responsables”.

También pidieron el “cese la estigmatización y represión en contra de estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa, padres de familia de los 42 estudiantes desaparecidos y de los 4 cuatro estudiantes asesinados, organizaciones acompañantes y representantes legales”.

Además exigen atención médica a los heridos y “garantizar condiciones para el ejercicio del derecho a la libertad de expresión y las acciones de solidaridad con los familiares de los normalistas desaparecidos y de toda la comunidad estudiantil”.

En los hechos del domingo un grupo de estudiantes de la Normal de Ayotzinapa tendría a un mitin de protesta al norte de Chilpancingo programado a las 11:00 horas. 

Ese día se realizaría un concierto de Rock, por lo que los normalistas se reunieron desde las 2 de la madrugada para montar el escenario, ubicado frente al hotel Puerta del Sol, en donde se hospedan agentes de la Policía Federal. 

Según declaraciones de los dirigentes de las organizaciones participantes, la reunión tranquila fue interrumpida ante la agresión con golpes, pedradas y gases lacrimógenos de un grupo de policías federales supuestamente ebrios. Un vocero de la Policía aseguró que ninguno de los elementos que participaron en el enfrentamiento dio positivo en la prueba de alcohol. 

Sobre los manifestantes, quienes según Galindo iniciaron la agresión, dijo ayer en entrevista con Adela Micha en Grupo Imagen: “En las camionetas en que se transportaban este tipo de personas traían petardos, cohetones, armas blancas, y el azote, el maltrato de este tipo, habla de que ya no es sola una agresión ordinaria, sino que hay un grado de animadversión fuerte contra los compañeros”. 

Según versiones de los manifestantes la primera agresión fue a las 5 de la mañana y luego siguieron dos más que se hicieron grandes por un contingente de 250 maestros afiliados a la Ceteg que acudieron a dar apoyo a los estudiantes. 

Durante los enfrentamientos los afiliados a la Ceteg incendiaron tres camionetas y volcaron otros cuatro vehículos 

Los manifestantes reconocieron 14 heridos, y a Policía Federal denunció que afiliados as la Ceteg detuvieron a tres federales que trasladaron a la Normal de Ayotzinapa para más tarde entregarlos en la cárcel municipal de Tixtla.

Mientras, las ONG aseguran que las agresiones fueron hechas de forma premeditada frente a la indignación social que aún se expresa en Guerrero.

Cronología
> 2:00 horas 
Estudiantes de la Normal de Ayotzinapa empezaron a montar el escenario para un concierto como parte de la protesta organizada por los 43 desaparecidos en un lugar del norte de Chilpancingo conocido como “El Caballito”. 

> 5:00 horas 
Primer enfrentamiento 
Según los manifestantes, un grupo de policías federales, supuestamente fuera de su hora de servicio y en estado de ebriedad, agredieron a los estudiantes. La Policía Federal asegura que ellos fueron agredidos por los manifestantes cuando llegaban a su hotel. La Policía Federal informó que ninguna de sus elementos dio positivo en la prueba de alcohol. 

> 14:00 horas 
Segundo enfrentamiento
Miembros de la Ceteg que permanecen en plantón desde el 8 de octubre tuvieron conocimiento de los hechos y se trasladaron a apoyar a los estudiantes, según declararon. Llegan 250 maestros que se enfrentaron a uniformados con piedras en el exterior de una clínica del Issste. La policía respondió con golpes ante una agresión “con saña”, según el Comisionado de la Policía Federal. Los manifestantes  prendieron fuego a tres vehículos. 

> 16:00 horas 
Tercer enfrentamiento
Los maestros de la Ceteg, estudiantes de la UNAM que asistían a la protesta y concierto y normalistas de Ayotzinapa se enfrentaron por tercera ocasión contra las fuerzas policíacas. Contingentes de la Ceteg incendiaron otras tres camionetas y dañaron una ambulancia de la PF. Tres policías federales fueron capturados y llevados a la Normal de Ayotzinapa para ser entregados más tarde a la cárcel municipal de Tixtla. El concierto se realizó en este municipio. 

Saldo de la batalla 
Resultaron 22 heridos entre ellos 14 maestros, padres y estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa, estudiantes la UNAM y dos periodistas, uno corresponsal de AP y otro independiente. La Policía Federal reportó a  ocho elementos heridos, uno de gravedad con derrame cerebral, por lo que sería intervenido en México.