¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
imagen principal

GUERRERO

Campesinos lanzan cohetes contra helicópteros del Ejército en Guerrero

Indigo Staff

Los pobladores denunciaron que “aparte de la amapola fumigan sus cosechas de tomate y aguacate, además, contaminan el río


Ene 24, 2020
Lectura 3 min
portada post

Campesinos de la sierra de Heliodoro Castillo lanzaron piedras y cohetes a helicópteros del Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) en forma de protesta contra la fumigación de sus plantas de amapola.

El lunes, un grupo de campesinos, integrado por 27 comunidades de ese municipio, intentaron dialogar con los militares y pedirles que ya no fumiguen sus parcelas de amapola.

De acuerdo con medios locales, los pobladores se reunieron en Chilpancinguito, el lugar donde llegaron los helicópteros, para solicitarles a las autoridades que les envíen proyectos para el campo para dejar la siembra de enervantes.

Te recomendamos: Vicente Fox ve negocio en el cultivo de la amapola (VIDEO)

Desde hace una semana “llegó mucho gobierno (militares) y helicópteros a destrozar las plantas”, indicaron los campesinos al periódico el Sur.

En un video que se circula en redes sociales observa a un grupo de personas avienta piedras a dos helicópteros de la Sedena.

Los pobladores denunciaron que “aparte de la amapola fumigan sus cosechas de tomate y aguacate, contaminan el río y nos dejan sin nada para sobrevivir”.


Los campesinos también pidieron hablar con el presidente Andrés Manuel López Obrador para que intervenga en favor de sus cultivos.

La amapola sirve de base para producir otras drogas letales

México es un país con más de 30 mil hectáreas de amapola cultivada de forma ilegal, pero sin acceso a los opiáceos suficientes para aliviar el dolor de sus habitantes que sufren padecimientos tales como cáncer o SIDA.

Los esfuerzos de las autoridades mexicanas para frenar el combate del cultivo de amapola no han sido suficientes para erradicar su producción, pese a que México está considerado por la Oficina de la Organización de las Naciones Unidas para las Drogas y el Delito (UNODC) como el tercer país que más cosecha esta flor en el mundo.

El cultivo de la flor que sirve de base para producir drogas letales como la morfina y la heroína, el crecimiento anual promedio de este cultivo en México se estima en más de mil hectáreas por año, las que mayormente se concentran en las entidades de Guerrero, Chihuahua, Durango y Sinaloa.

Lee: Amapola, problema no erradicado


Notas relacionadas

Ene 18, 2020
Lectura 2 min

Dic 27, 2019
Lectura 2 min

Dic 27, 2019
Lectura 2 min

Comentarios