El Instituto Nacional Electoral definió las fechas, sedes, temáticas y lineamientos generales para los tres debates entre los candidatos presidenciales.

Según ha dado a conocer el INE, los debates se celebrarán el domingo 22 de abril, el domingo 20 de mayo y el martes 12 de junio en tres distintas sedes.

El primero se realizará en el Palacio de Minería de la Ciudad de México, y la temática principal será Política y Gobierno; se abordarán los subtemas de combate a la corrupción y la impunidad, seguridad pública y vivienda, y democracia, pluralismo y derechos de grupos en situación de vulnerabilidad.

El segundo encuentro entre los candidatos será en la Universidad Autónoma de Baja California Campus Tijuana, con la temática México en el mundo; se debatirá sobre comercio exterior e inversión, seguridad fronteriza y combate al crimen trasnacional, y derechos de los migrantes.

El último debate se realizará en el Museo del Mundo Maya en Mérida, Yucatán, bajo la temática economía y desarrollo, y los aspirantes deberán presentar sus propuestas en materia de crecimiento económico, pobreza y desigualdad, educación, ciencia y tecnología, y desarrollo sustentable y cambio climático.

Durante la sesión ordinaria del Consejo General del INE, en la que se aprobaron también los criterios específicos para el formato de los debates, también se dio a conocer que la duración será de entre 90 a 120 minutos, dependiendo del formato final de cada uno y del número de participantes registrados.

De igual forma, el INE buscará garantizar la participación ciudadana, para lo que se establecerán mecanismos como encuestas o sondeos, así como la concurrencia a través de redes sociales.

Respecto al formato, el Instituto ha anunciado que se propiciará la interacción entre los candidatos en un espacio de discusión libre, en el que la figura de los moderadores será activa, buscando incentivar el diálogo entre los participantes y su intervención podrá emplearse para hacer más dinámico el diálogo.

Estos debates tendrán un formato flexible y una moderación activa para que sean eventos en los cuales se divulgue la mayor cantidad de información relevante, para que el electorado decida su voto”, explicó el consejero Benito Nacif.