Peña Nieto dijo que se sentía ‘muy bien’ y retomará hoy sus tareas regulares, incluso para recibir a los reyes de España

El presidente Enrique Peña Nieto fue dado de alta del hospital ayer, después de someterse a una operación para extraerle la vesícula biliar.

El mandatario salió del Hospital Militar al mediodía. Dijo a la prensa que se sentía “muy bien” y agradeció a médicos y enfermeras por su atención profesional. El lunes retomará sus tareas regulares, incluso para recibir la visita del rey español Felipe VI.

Señaló que deberá atender las recomendaciones médicas normales derivadas de la operación.

El presidente, de 48 años, fue operado el viernes después de quejarse de un malestar “intenso”. Los médicos dijeron que debía operarse. Después de la operación afirmaron que el paciente estaba totalmente restablecido.

La enfermedad obligó a Peña Nieto a cancelar sus planes de viajar a Guatemala el viernes a una cumbre regional de líderes nacionales.

En julio de 2013 fue operado para extirparle un nódulo tiroideo, que resultó benigno. (Fuente: AP)