Autoridades capitalinas recataron a 63 indocumentados que se encontraban en condiciones de hacinamiento en la colonia Peralvillo, en la Delegación Cuauhtémoc.

Los migrantes, todos de origen centroamericano, se encontraban en condición de hacinamiento en un autobús color blanco, modelo 1997, en el que buscaban llegar a la frontera con Estados Unidos.

Policías adscritos a la Unidad de Protección Ciudadana (UPC) Tlatelolco recibieron una denuncia anónima que señaló que en la calle Beethoven, de la colonia Peralvillo, se encontraba un autobús color blanco, modelo 1997, el cual transportaba varias personas de origen centroamericano, de acuerdo al parte informativo.

De los tripulantes del autobús, 31 eran menores de edad, 17 hombre y 15 mujeres, estos serán originarios de El Salvador, Aragua y Honduras. Todos fueron puestos bajo el resguardo del Instituto Nacional de Migración.

Ocho hombres, encargados de vigilar a los indocumentados, fueron detenidos y puestos a disposición del Ministerio Público de la Policía Federal de la Procuraduría General de la República (PGR).