Las remesas continúan llegando al país, a pesar de las amenazas del Gobierno de Estados Unidos por frenarlas para presionar al Gobierno de México.

Los discursos gubernamentales hablan de un buen momento para las remesas, a pesar de que las cifras oficiales no cuadran con el paraíso que pinta la administración local. En el panorama nacional el Banco de México (Banxico) expresó que las remesas cayeron un punto porcentual, lo que muestra disminuciones en septiembre.

Hasta el tercer trimestre de este año, México registró un monto total de 21 mil 265.8 millones de dólares (mdd) en ingresos por concepto de remesas, informó Banxico. Este monto está muy por debajo del total registrado en 2016, cuando al país ingresaron 26 mil 970.3 millones de dólares, la cifra más alta en ingresos por remesas de los últimos 20 años.

Para este país las remesas significan la segunda fuente de divisas, luego de las producidas por las exportaciones automotrices. La mayoría de las remesas provienen de los Estados Unidos, de donde llegan el 95 por ciento.

A pesar de la reducción, Banxico también muestra que la región centro-occidente fue una de las más beneficiadas con las remesas que llegaron de enero a septiembre, pues aquí llegaron el 41.5 por ciento de las remesas, con un monto regional de 8 mil 819.4 mdd, donde Jalisco aparece en segundo lugar.

Un ingreso récord

Funcionarios del estado de Jalisco han expresado que a nivel local la disminución en remesas no ha tenido impacto, al contrario, las cifras de septiembre mostraron un “ingreso récord”.

Así lo señaló Miguel Castro Reynoso, titular de la Secretaría de Desarrollo e Integración Social, durante el segundo Encuentro Nacional de Derechos Humanos y Migración para el desarrollo y fortalecimientos de políticas públicas en materia de integración social, económica y cultural de los migrantes.

Para el funcionario, el récord se tuvo en el registro de 2 mil millones de dólares para Jalisco por este concepto, pues las remesas a septiembre muestran que el monto asciende a 2 mil 48.6 mdd en este estado.

2,048

Millones de dólares en remesas recibidas durante este año, hasta septiembre pasado

Sin embargo no se trata de una cifra récord, ya que esta cantidad toma relevancia por la disminución en remesas que se tuvo en 2016, cuyo monto fue de apenas mil 869 mdd, la cifra más baja desde el año 2013.

1,869

Millones de dólares el monto recibido en 2016, la cifra más baja desde el año 2013

La meta del Gobierno estatal era la captación de más de 2 mil 433 mdd, según lo documentado en el informe del gobernador en enero pasado, y en todo caso el récord lo constituyeron las remesas recibidas en 2015, cuando Jalisco obtuvo 2 mil 217.28 mdd, aunque sigue siendo una cifra muy por debajo de lo que se ha estado proyectando en la entidad.

2,433

Millones de dólares la captación meta que se fijó el Gobierno estatal para este año

2,217

Millones de dólares en remesas recibidas en 2015, cifra récord para Jalisco

A pesar del débil panorama económico en este tema Jalisco en 2016 se contó como la segunda entidad con mayor ingreso de remesas. Aunque en este sentido las cifras oficiales locales no cuadran con el Anuario de Migración y Remesas en México de este año, publicado en julio por la Secretaría de Gobernación y la Fundación BBVA Bancomer, ya que se habla de que en 2016 Jalisco tuvo 2 mil 518 mdd.

En el mismo anuario se señalan que 5.4 por ciento de las viviendas en Jalisco destacan por su dependencia a las remesas, de eso tienen conciencia las instituciones de gobierno, pues se sabe que del dinero enviado por los connacionales en otros estados depende la economía de hogares y familias.


En California reside el 57.7 por ciento de los jaliscienses que se van a Estados Unidos; en segundo lugar está Texas con 8.2 por ciento

“Su importancia (de las remesas) radica en el hecho de que representan un ingreso significativo para los hogares mexicanos, sobre todo para los de bajos ingresos, pues les permite obtener un apoyo adicional para su sustento”, se lee en un boletín sobre la situación del sector externo elaborado por el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas de la Cámara de Diputados.

Los principales municipios en captación de remesas, según el Anuario, son Guadalajara, Zapopan, Tlaquepaque, Tepatitlán de Morelos y Tonalá. Aunque el funcionario estatal también destaca que la captación de remesas se da en Tequila, Tamazula, Lagos de Moreno, Ocotlán, La Barca y Puerto Vallarta.

La dependencia a los paisanos

Algunos académicos consideran a las remesas no como fuentes de inversión productivas o partes de un fondo de ahorro, sino que es percibido como un ingreso salarial que permite el uso de estos recursos en el consumo y la reproducción material de lo que se requiere para los hogares.

Aún cuando su importancia es crucial para la economía de los hogares, en términos reales Jalisco cuenta como uno de los estados con mayor dependencia al ingreso de remesas, como en el caso de Michoacán, Guerrero y Oaxaca, de acuerdo a la investigación que se ha realizado en este campo.

En esas entidades el ingreso por remesas representa una importante cifra de su Producto Interno Bruto, que va del 4 al 10 por ciento, mientras que para Jalisco este concepto representa apenas el 3.8 por ciento.

Los estados de la Unión Americana de donde se envían más remesas a nivel nacional son California (con 30.6 por ciento), Texas (15.4) e Illinois (5 por ciento). Justo en los estados norteamericanos con mayor población residente que proviene de Jalisco.

Las cifras del Anuario de Migración y Remesas  señalan que en California reside el 57.7 por ciento de los jaliscienses que se van a Estados Unidos, en segundo lugar está Texas con 8.2 por ciento, luego Illinois con 6.7, Nevada con 3.4 y Oregón alberga a 1.7 de jaliscienses.