Ante la posibilidad de que el Tecnológico de Monterrey cierre la Licenciatura en Periodismo y Medios de Información (LMI), más de cien personas reclaman hoy a los directivos de la institución.

Mediante una carta abierta, con más de 100 firmas, decenas de padres de familia, estudiantes y egresados de esta carrera exigen al presidente del Tec, Salvador Alva, y al rector, David Noel Ramírez Padilla, respetar la esencia del programa académico.

“Es evidente que la situación actual que afronta nuestro país requiere de un periodismo cada vez más profesionalizado”, establece la misiva. “El periodismo libre es indispensable para la construcción de una sociedad libre y democrática.

“Los periodistas profesionales contribuyen a una sociedad más justa, a un gobierno más transparente y a empresas más comprometidas con la sociedad.

“Sería irónico que una institución como el Tecnológico de Monterrey, que presume como uno de sus mayores valores el ‘sentido humano’, eliminase una de las carreras que más vinculan al sector gubernamental y empresarial con la sociedad”.

Esta reacción ocurre tras la circulación de información interna que señala que LMI está en riesgo de cerrar por “falta de quórum”.

Incluso, en agosto, Salvador Alva concedió una entrevista a CNN Expansión en la que expresó que las carreras con menos de 30 alumnos no tienen por qué abrirse, a pesar de que asegura que la casa de estudios busca crecer en calidad y no en cantidad.

“Es fuerte decirlo, pero hoy las carreras son desechables, se pueden ir al bote de la basura, pues mucho de lo aprendido, al salir es totalmente obsoleto”, manifestó entonces el presidente del Tec.

Ante estas declaraciones, destaca la reacción de los padres de familia, quienes expresan en la carta su inconformidad con la filosofía de Alva.

“Es importante subrayar que nuestros padres de familia se encuentran indignados ante la posibilidad de que el programa cierre o que sufra cambios que alteren su esencia”, estipula el escrito.

“¿Qué educación están pagando?, se cuestionan. ¿Es justo invertir en un programa educativo del Tec de Monterrey para luego toparse con la noticia que cerrará porque fue considerado ‘desechable’, ‘obsoleto’ o ‘prescindible’?.

“¿Acaso la ‘utilidad’ o importancia de una carrera se mide en número de matrículas por semestre?”.

Lee la carta completa aquí (PDF)