Reporte Indigo

¿Qué sigue para el PVEM? Tras las elecciones de 2021

PVEM

PVEM

Fundado en 1993, el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) es la representación más fiel y acabada de lo accidentada, lo imperfecta y desequilibrada que es nuestra democracia, señala Eduardo Reyes, analista político.

Asimismo, indica que para entender las consecuencias e implicaciones de la multa impuesta al partido por el Instituto Nacional Electoral (INE), tanto en capital político como en imagen para votantes, es necesario repasar qué es, qué significa y qué representa el PVEM.

“Por un lado estoy diciendo que el Partido Verde es un cauce que ejemplifica o indica que tenemos desequilibrios o imperfecciones y una cantidad infinita de accidentes, pero que a la par podemos tener certeza de que lo que tenemos hoy es un sistema democrático, en virtud, sobre todo, de lo que nos ha costado construirla y cuidarla”, afirma.

Ante este escenario, Reyes explica que el Partido Verde significa una franquicia familiar y patrimonial, que se dedica a ofertar plazas de representación política a intereses políticoempresariales con la finalidad de poder subir a la agenda de discusión elementos muy particulares donde hay una alianza entre intereses económicos, políticos y empresariales.

“Al final, los verdes dicen representar una causa de interés mundial: la sustentabilidad, el equilibrio medioambiental, la preservación de la biósfera, en teoría son los principios rectores del partido y, sin embargo, en la práctica, a lo largo de sus 30 años de vida, no se puede ver en términos concretos un afán investigativo, académico, profesional, científico o tecnológico que le de sustancia a esos discursos”, señala el analista.

De este modo, Eduardo Reyes subraya que “como franquicia patrimonial, el Verde se ha especializado en utilizar la lid jurídica o política cuando le conviene, y resuelve políticamente asuntos jurídicos, y jurídicamente escándalos políticos”.

Implicaciones de la multa al PVEM

Como se denunció en las elecciones de 2018 y en los comicios del 6 de junio pasado, este instituto político se ha vuelto experto en burlar la Ley. “Aquí es interesante analizar que estos 30 años de vida del partido nos dejan ver con mucha claridad que este tema de las multas no es una novedad para el partido.

“Cuando te das cuenta de que es un hecho recurrente el que estamos viendo hoy, por deducción podría decirse que se está actuando con premeditación, alevosía y ventaja, entonces el PVEM ya no incurre en un hecho que violenta por un equívoco la Ley, está acudiendo a una práctica sistemática, estructurada y planeada”.

De este modo, el verdadero ejercicio de reprimenda que impactaría en el partido sería el análisis real sobre la pérdida de su registro, y no la multa impuesta por las autoridades electorales.

“¿Qué impacto tendrá la multa? Si el partido está siendo multado con 40 millones de pesos en un año, como este 2021, en el que recibió un presupuesto de 542 millones, lo primero que diría es que ni siquiera es el diez por ciento de las prerrogativas que a nivel nacional recibió, eso significa que evidentemente no hará una afectación drástica a las finanzas del partido”, señala el experto.

A su vez, Eduardo Reyes afirma que, al ser una franquicia cercana a las cúpulas empresariales, el dinero que lo sostiene no viene únicamente del presupuesto público, por lo que la multa no le afecta ni económica ni en su imagen ante los votantes, pues esta última no es su prioridad.

También puedes leer: Partido Verde Ecologista de México, el eterno lastre

Exit mobile version