ras la resolución del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) contra altos ministros católicos por su intervención en las elecciones de 2021, distintos grupos han manifestado sus descontento con las eventuales sanciones por conocerse, incluso comenzando a hacer apología al alzamiento cristero del siglo pasado.

La Sala Superior del TEPJF confirmó que la Secretaría de Gobernación debe sancionar a Carlos Aguiar, arzobispo primado de México; al cardenal Juan Sandoval íñiguez y al párroco Mario Flores Ramos, rector de la Universidad Pontificia de México. Así como a Ángel Espinoza de los Monteros, ministro de los Legionarios de Cristo, quien no apeló el fallo inicial de noviembre.

Grupos católicos han lanzado las protestas #SegobNoLosToques, #LibertadReligiosa y #AMLOAntiCatólico tras la resolución de la semana pasada. La cual acredita que los ministros de culto violaron el principio de división Iglesia-Estado con pronunciamientos proselitistas en las pasadas elecciones, particularmente en contra de Morena.

Las protestas, principalmente digitales, han pasado de reivindicar el derecho de los ministros a participar en los procesos electorales, aunque la Constitución lo prohíbe, a enarbolar el lema “somos los nietos de los cristeros que no pudieron fusilar”. Tratando de hacer una equivalencia entre esta polémica jurídica y el enfrentamiento armado de los años 20 y 30 del siglo XX.

Decisión, apegada a derecho

Para analizar esta molestia por parte de los sectores católicos, Reporte Índigo consultó al doctor Elio Masferrer, profesor-investigador emérito de la Escuela Nacional de Antropología e Historia, quien opina que la decisión del TEPJF es apegada a derecho, por lo que la inconformidad tiene que ver con el mensaje político que se manda al sancionar a estos altos jerarcas.

“Simplemente, ahora les están diciendo lo que dice el derecho mexicano. ¿Qué quiere decir en términos políticos? Se acabaron los fueros eclesiásticos en México. Eso es lo interesante. Ahora, como cualquier otro ciudadano, si violan la ley, les aplican la ley. Evidentemente es un hecho político muy significativo”.

El antropólogo destaca lo significativo de que la máxima autoridad electoral les diga “violaron la ley” a dos cardenales —el arzobispo primado de México y el arzobispo emérito de Guadalajara—, al rector de la Universidad Pontificia de México y a un prominente integrante del influyente grupo religioso-empresarial de los Legionarios de Cristo.

“La jerarquía católica está convencida de que ellos tienen fueros eclesiásticos, como en la época de Santa Anna, antes de la Reforma, pero no tienen”
Elio MasferrerProfesor-investigador emérito de la ENAH

“Que durante mucho tiempo el clero católico hiciera absolútamente lo que se le pegara la gana y el que nadie se se atreviera a sancionarlos, es otra cosa. El que nadie se atreviera no significa que pudieran hacer lo que quisieran”.

Para sustentar esto, Masferrer cita el Artículo 24 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, cuyo párrafo reconoce “la libertad de convicciones éticas, de conciencia y de religión”, pero también prohíbe explícitamente hacer uso de estas libertades “con fines políticos, de proselitismo o de propaganda política”, como fue el caso de los ministros.

Más aún, recuerda que este artículo fue reformado en un acuerdo cupular entre la misma jerarquía católica, la administración saliente de Felipe Calderón y la entrante de Enrique Peña Nieto entre 2011 y 2013.

“Sacaron el artículo juarista de la libertad de cultos que era, en la Constitución de 1917, la copia de la Reforma. Lo cambiaron y quedó como libertad religiosa”.

Las sanciones contra los ministros católicos

Respecto a la sanción que se puede esperar de la Dirección General de Asuntos Religiosos y Culto Público de la Segob, explica que no se va a clausurar la Catedral Metropolitana o se le retirará el registro como asociación religiosa a la Iglesia católica de México, por lo que Aguiar, Sandoval, Flores y Espinoza de los Monteros recibirán una amonestación.

“Lo que les duele, más que la amonestación, es que les digan ‘violaron la ley y esta es la ley que hay en México’. Lo paradójico es que la reformaron a su medida y, aún así, están violando la ley”, recalca, “salen con la Cristiada, por eso los cristeros perdieron la guerra. Porque se lanzaron como el borras, ofendidos por el 3ro Constitucional”.

En ese sentido, Masferrer también criticó los señalamientos que estos grupos católicos hacen del presidente López Obrador, siendo que el fallo proviene del TEPJF. Que no solo es la máxima autoridad en materia electoral, sino también un organismo independiente del Poder Judicial y, por tanto, autónomo del Ejecutivo federal.

Tras un acuerdo entre la Iglesia y los gobiernos de Felipe Calderón y Enrique Peña, el Artículo 24 de la Constitución reconoce la libertad de religión, pero también prohíbe su uso público para fines políticos, proselitistas y de propaganda

“Si el señor presidente constitucional de los Estados Unidos Mexicanos o su secretario de Gobernación dijeran ‘el Tribunal se equivocó’, eso es desacato. El Poder Ejecutivo, la Secretaría de Gobernación y el mismo presidente no tienen ninguna autoridad para decir que el Tribunal se equivocó. La decisión es inatacable, ni siquiera la Suprema Corte puede decir algo”.

Incluso recuerda que el mismo primer mandatario se ha visto envuelto en polémicas con el TEPJF por la transmisión de sus conferencias mañaneras en periodo electoral o por la cancelación de los registros de candidatos de sus partido, notoriamente Félix Salgado Macedonio y Raúl Morón el año pasado. Lo cual fue celebrado por la oposición.

“El Tribunal se está fortaleciendo, es importante porque se fortalece como órgano independiente del Poder Judicial, que es el más estable del Estado, supuestamente, y dice ‘voy parejo, yo aplico la ley y no me vengas con la cuadratura del círculo’. Debilita el faccionalismo porque, si no hiciera nada ante cosas tan visibles, quedaría muy mal, como una estructura facciosa”.

También puedes leer: PT hace campaña en iglesia de Durango