El Partido Revolucionario Institucional (PRI) llevó a cabo una serie de movimientos al interior de su bancada en la Cámara baja, para abrirle el camino a Jorge Carlos Ramírez Marín, que sería designado como el nuevo Presidente del Congreso.

Durante el último año de la LXIII Legislatura le corresponde al PRI encabezar la Mesa Directiva y al Partido Acción Nacional (PAN), le toca dirigir la Junta de Coordinación Política, por lo cual el tricolor realizó los ajustes necesarios para perfilar al yucateco al frente de la cámara.

Relacionado: El PRI frente al espejo

Uno de los movimientos fue la designación de Édgar romo como vicecoordinador del PRI, con lo cual ayudaría en sus funciones a Ramírez Marín.

Se tiene previsto que durante los trabajos de la reunión plenaria del tricolor se confirme el nombramiento, con el cual Ramírez Marín se convertiría por segunda ocasión en el cargo durante sus labores legislativas, pues durante el período de 2010-2011, durante las labores de la LXI Legislatura, fue nombrado como presidente de la Mesa Directiva.