Este miércoles, la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) confirmó la suspensión concedida al Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) sobre el Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil (Panaut).

Así lo confirmó Adolfo Cuevas, comisionado presidente del IFT, quien durante una entrevista explicó que esta suspensión es definitiva y permitirá que el Panaut no aplique ni afecte a los usuarios.

Lo anterior hasta que la Suprema Corte analice y resuelva de fondo la controversia que se planteó ya que se debe determinar si dicho registro es o no constitucional.

Esta decisión se produce después que se llevara a cabo la votación, misma que terminó por cuatro votos contra uno, con lo que la Primera Sala de la SCJN confirmó la suspensión.

Además, la Suprema Corte también desechó un recurso de reclamación interpuesto por el Poder Ejecutivo Federal en contra de la suspensión otorgada al IFT el 11 de junio pasado, por la ministra Norma Lucía Piña Hernández, al admitir a trámite la controversia constitucional 71/2021.

En su demanda, el IFT argumenta que la inversión inicial para el Panaut requeriría de 109 millones 864 mil pesos, más otros 88 millones 584 mil pesos para su operación anual.

“Con el otorgamiento de la suspensión en los términos precisados, no se afectan la seguridad y economía nacionales, ni las instituciones fundamentales del orden jurídico mexicano, pues se busca asegurar provisionalmente la situación jurídica, el derecho o el interés de la parte actora y evitar se le cause un daño irreparable, respetando los principios básicos que rigen la vida política, social o económica del país, además que no se causa un daño mayor a la sociedad en relación con los beneficios que pudiera obtener el solicitante de la medida”, se lee.

Es por ello que el IFT no estará obligado a gastar en el desarrollo del Panaut hasta que la SCJN resuelva el fondo de la controversia constitucional.

Puedes leer: Impugna AMLO ante Suprema Corte suspensión que retrasa padrón telefónico nacional

Cabe recordar que previamente el IFT presentó una controversia constitucional en contra de diversas modificaciones a la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión (LFTR) acerca del Panaut.

El IFT argumentó que no cuenta con los recursos económicos suficientes para poner a caminar el Panaut con un cargo a su presupuesto anual, pues los recursos del IFT ya sufrieron más de un tijeretazo y lo asignado para 2021 ya se encuentra comprometido.