La alcaldía Magdalena Contreras es otra de las demarcaciones de la Ciudad de México que aprovechó la contingencia sanitaria por COVID-19 para contratar a empresas que tienen un historial cuestionable.

Durante 2020, otorgó un contrato por 400 mil pesos a Techados y Reciclados VOT, compañía que fue investigada por la Secretaría de la Contraloría General de la Ciudad de México (SCGCDMX) por cometer irregularidades como no prestar servicios en los términos acordados a dependencias públicas en 2018.


Pese a ese convenio lleno de cuestionamientos, la alcaldesa con licencia de la demarcación, Patricia Ortiz Couturier, pretende ir por la reelección para gobernar por otros tres años

Esa alcaldía es una de las que más ha cometido irregularidades administrativas y que han sido evidenciadas por autoridades fiscalizadoras.

Reconocimiento a la deficiencia

En septiembre de 2020, la alcaldía Magdalena Contreras firmó el contrato AMC/DGA/DRMAS/ SAAS/UDA/90/2019 con Techados y Reciclados VOT para el “Servicio de Mantenimiento Preventivo y Correctivo a la Planta Generadora de Energía Eléctrica”.

De acuerdo con el documento, obtenido por Reporte Índigo a través de mecanismos de transparencia, la forma de contratación fue a través de la adjudicación directa; es decir, no hubo concurso de licitación pública que garantizara las mejores condiciones para la administración pública.

A su vez, el monto autorizado como pago para la empresa ascendió a 400 mil pesos y la vigencia del documento se estipuló del 23 de septiembre al 31 de diciembre de 2020.

La contratación del servicio se realizó durante el semáforo naranja de la pandemia de COVID-19, momento en que, por decreto oficial, se autorizó a toda la administración pública capitalina contratar sin licitación debido a la emergencia.

Por último, los funcionarios que autorizaron por parte de la alcaldía son Bulmaro Ramírez Carmona, director general de administración; Marco Antonio Granados Sandoval, director de recursos materiales y abastecimiento; César Capula Capula, subdirector de adquisiciones, abastecimiento y servicios; y Ricardo Martínez Martínez, jefe de unidad departamental de adquisiciones.

Incumplimiento de contrato

La SCGCDMX encontró que Techados y Reciclados VOT cometió irregularidades al prestar servicios al Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro en el año 2018.

Según la indagatoria A-1/2020, el órgano fiscalizador revisó 19 contratos adjudicados por el Metro a distintos proveedores en 2018 que alcanzan la cifra de 79 millones de pesos.

Entre los convenios comerciales auditados, se encuentra uno formalizado con Techados y Reciclados VOT por 2 millones 800 mil pesos para el Mantenimiento Correctivo y Preventivo de Albercas y Cisternas del STC.

Respecto a ese documento, la Contraloría halló diversas irregularidades desde trabajos cobrados sin comprobantes hasta pagos en exceso.

La primera anomalía que el órgano fiscalizador evidenció es que la contratación del servicio no estuvo totalmente motivada y justificada, pues no entregó todos los documentos necesarios para que se le adjudicara el convenio.

Por otra parte, detalla la indagatoria, la gerencia encargada de la supervisión de los trabajos prestados —Salud y Bienestar Social— entregó ocho oficios al área de Finanzas del STC solicitando las facturas de pago para la empresa sin que se comprobara si ésta concluyó los servicios en los términos acordados.

“No se tiene la certeza de que se hayan prestado los servicios en los términos y condiciones del anexo técnico del contrato y a entera satisfacción del STC, originándose un monto por aclarar de 2 millones 699 mil pesos”, menciona la auditoría.

Lo anterior, significa que en el 90 por ciento de los trabajos acordados en el contrato no había constancia de su realización.

En tercer lugar, la Contraloría detectó la duplicidad de cobros en 11 rubros de servicios prestados, cuyo pago en exceso ascendió a 200 mil pesos. Es decir, por dichos trabajos, la empresa cobró el doble.

Ante esta situación, la dependencia supervisadora del gasto hizo diversas recomendaciones.

La primera es exhibir la documentación comprobatoria de la prestación de los servicios por parte de las áreas usuarias.

También, remitir las bitácoras o actas de los trabajos elaborados y, por último, recuperar el pago en exceso cobrado por la empresa.

No obstante, en el Portal de Transparencia del Metro —donde se puede consultar la investigación citada— no existe documento alguno que indique que se cumplieron las observaciones del órgano contralor.

Reelección pese a anomalías en Magdalena Contreras

Patricia Ortiz Coutirier es una de los 10 gobernantes de la Ciudad de México que buscan la reelección en el puesto para otro periodo de tres años.

Sin embargo, su administración también es de las que han sido evidenciadas por cometer faltas administrativas por la Auditoría Superior de la Ciudad de México (ASCM).

De acuerdo con el Informe Ejecutivo de la Revisión a la Cuenta Pública 2019 de la ASCM, a la alcaldía capitalina se aplicaron cuatro investigaciones: las ASCM/74/19, ASCM/75/19, ASCM/76/19 y ASCM/188/19.

En total, la máxima autoridad fiscalizadora emitió 28 recomendaciones por anomalías, de las cuales, dos podrían tener repercusiones administrativas o penales.

Lo anterior, convirtió a La Magdalena Contreras en la cuarta demarcación con más observaciones hechas por la ASCM por debajo de Xochimilco, Cuajimalpa y Xochimilco.

También puedes leer: Premian incumplimiento en Magdalena Contreras