La pandemia de COVID-19 provocó que la Clínica Condesa, especializada en la atención del Virus de Inmunodeficiencia Humana Adquirida (VIH), tuviera el ingreso anual más alto de su historia en 2020.

Así lo dio a conocer Andrea González Rodríguez, directora ejecutiva del Centro para la Prevención y Atención Integral del VIH/SIDA de la Ciudad de México, durante una conferencia de prensa en el marco del Día Internacional Contra las Fobias LGBTTTI.

La funcionaria pública atribuyó esta situación a que por la contingencia sanitaria, varios hospitales con pacientes VIH se reconvirtieron para la atención del COVID-19.

“El 2020 fue el año con el ingreso de usuarios más alto histórico de las clínicas Condensa, y esto se debió mucho a la pandemia de COVID-19, a la reconversión de los hospitales que atienden VIH”, mencionó.

González Rodríguez indicó que pacientes del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias así como el de Nutrición, entre otros, llegaron a la Clínica Condesa.

“Nunca había habido tantos ingresos y esto, efectivamente, sobre todo, saturó los servicios de la Clínica Condesa, en Cuauhtémoc”, declaró.

Sin embargo, la servidora local indicó que en la clínica nunca se dejaron de otorgar servicios.

Asimismo, añadió que ahora que comenzó la regularización del servicio hospitalario a nivel nacional, se remitirán a los pacientes con sus respectivos servicios de salud, ya sea el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) o el Instituto del Seguro Social al Servicio de Trabajadores del Estado (ISSSTE).

“Estamos refiriendo a los usuarios que atendimos del IMSS a sus unidades que les corresponden, se mantienen los servicios de prevención y los servicios de diagnósticos universales.

“Hay una distribución de pacientes que resultan positivos a VIH en donde, en las delegaciones de Iztapalapa, Tláhuac, Benito Juárez e Iztacalco, serán atendidos en la Clínica Condesa Iztapalapa y el resto, sin seguridad social, seguirán en la Cuauhtémoc“, mencionó.

La Clínica Condesa inició operaciones en el año 2003, con el fin de otorgar servicios de salud integrales a los habitantes de la Ciudad de México con diagnóstico positivo de VIH y sin seguridad social.

También puedes leer: IMSS reanuda servicios médicos diferidos por pandemia