El exgobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, pidió al titular de la Procuraduría General de la República (PGR), Raúl Cervantes Andrade, que lo investigue por la presunta red de espionaje, denunciada por el senador del Partido del Trabajo (PT), Miguel Barbosa Huerta y el exempleado del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), Rodolfo González Vázquez.

A través de una carta, el exgobernador panista le manifestó al procurador, estar dispuesto “para la práctica inmediata de cualquier entrevista, diligencia o investigación, suplicándole que se turne esta petición a las áreas correspondientes”.

Leer más: Moreno Valle busca apoyos en Nuevo León

Lo anterior, luego de que el lunes, en conferencia de prensa, González Vázquez y Barbosa, acompañados de Anwar Salomón, testigo que declaró ante la PGR por el caso, y Fernando Manzanilla, cuñado de Moreno Valle y exsecretario de gobierno de Puebla, informaron que se presentó la denuncia por una presunta red de espionaje con la que habrían sido investigados funcionarios de Estado y personajes de la política.

En la conferencia fue presentada una lista con nombres y fechas, en las que supuestamente habrían sido espiados el presidente, Enrique Peña Nieto; el secretario de Gobierno, Miguel Ángel Osorio Chong, el secretario de Hacienda, José Antonio Meade; el secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray; el presidente nacional del PAN, Ricardo Anaya; y la aspirante a la candidatura blanquiazul por la presidencia, Margarita Zavala; el senador Barbosa, entre otras personalidades.

Te recomendamos: Familia política de Ricardo Anaya se enriqueció tras su llegada al goebierno, señala investigación

El excolaborador del Cisen, señaló al diputado federal Eukid Castañón como cómplice y a Roberto Rodríguez Acosta como el principal operador de la presunto centro de espionaje, quien no sólo habría grabado conversaciones telefónicas, sino que ubicaba objetivos de ciudadanos o políticos para ejecutarlos.

Por su parte, el senador Barbosa apuntó que la información que fue entregada a la PGR contiene elementos que pueden revelar que el supuesto grupo vinculado al aspirante a la presidencia cometió algunos asesinatos.