La ciudad de Guadalajara podría tener un papel clave para que México pueda posicionarse con mayor fuerza dentro de la cadena global de producción de semiconductores, al ser la sede de la única instalación privada en el país que participa en la fase de diseño de esos insumos tecnológicos, de acuerdo con el Banco Interamericano de Desarrollo.

Esa instalación es el “Centro de Diseño de Intel en Guadalajara (GDC, por sus siglas en inglés)”, según lo advierte ese organismo internacional en su informe “México y la cadena de valor de los semiconductores: Oportunidades de cara al nuevo escenario global”.

“Con todo, México no ha conseguido atraer fuertemente a empresas de la cadena de valor de los semiconductores. En rigor, sólo cuatro empresas realizan actividades de la CGV (cadena global de valor) de semiconductores en territorio mexicano (…). Así, en el eslabón de Diseño está el Centro de Intel en Guadalajara, mientras que en actividades de backend se cuenta con las instalaciones de Skyworks en Mexicali, las de Texas Instruments en Aguascalientes y la de Infineon (la principal proveedora de semiconductores para el sector automotriz) en Tijuana”.

La fase de backend a la que se hace referencia, es el eslabón final del proceso: “Aquí es donde los chips son testeados masivamente y empacados para ser finalmente entregados a las verticales tecnológicas a las que abastece la cadena”.

El Gobierno de México pretende que el país tenga un lugar de mayor preponderancia en el ecosistema global de producción de semiconductores, y de acuerdo con este reporte, una de las alternativas para lograrlo es fortalecer esas actividades que alberga Guadalajara y vincularlas con otras industrias

 “Los casos de Intel y el INAOE dan cuenta también de la capacidad para explorar alternativas en el eslabón de Diseño; nuevamente, aún si no se tratara de tecnologías de frontera, vale la pena pensar en dispositivos específicos para industrias fuertes en México, como la automotriz y la electrónica, que son demandantes intensivos de semiconductores.

“No obstante, si la intención es desarrollar la cadena en torno al ecosistema productivo local, el gobierno de México podría pensar en incentivos dirigidos hacia el diseño de semiconductores optimizados para sus industrias y las demandas particulares de los mercados a los que éstas abastecen”.

El Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE) que se menciona en el documento, es un organismo público del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), ubicado en Puebla, que también participa en el eslabón de diseño de semiconductores.

“El Instituto tiene convenios de colaboración con empresas de primera línea en el eslabón de Diseño, independientemente de su presencia en México (Intel, Skyworks, Global Foundries, IBM), realizando procesos de prueba y validación de diseños. (…) la reputación del INAOE excede las fronteras nacionales, y se convierte en un activo estratégico para conducir el proceso de fortalecimiento de la CGV de semiconductores en México”.

Punta de lanza en semiconductores

El GDC (Guadalajara Design Center), ubicado en la capital de Jalisco, fue fundado en el año 2000 y ha registrado en México más de mil inventos y más de 100 patentes, señala el informe.

Intel tiene dos centros de diseño en el continente americano, uno en Santa Clara (Estados Unidos) y el otro en Guadalajara, siendo este último el más grande de la compañía en América Latina y uno de sus seis centros de desarrollo de productos de largo plazo, dice.

El GDC, ubicado en la capital de Jalisco, fue fundado en el año 2000 y ha registrado en México más de mil inventos y más de 100 patentes, señala el informe

Las actividades que se desarrollan en esas instalaciones son las siguientes: “El enfoque principal de este centro es el diseño de semiconductores en campos que abarcan el desarrollo y validación de plataformas, de servidores y memoria de próxima generación, así como la investigación avanzada en sistemas autónomos, neuromórficos y computación cuántica. Entre todo esto, se destaca su experiencia en software, hardware, inteligencia artificial, nube, data centers y su reciente contribución clave para el desarrollo de los productos Xeon y Atom“.

El informe, sin embargo, también recomienda que México fortalezca el eslabón de backend: “A su vez, México puede llegar a ser considerado como un nuevo polo de backend, a fin de absorber el crecimiento en la producción frontend (la fase de fabricación) en los Estados Unidos”.

Los avances

La compañía Intel fue una de las empresas de alta tecnología que formaron parte de la reciente gira por Estados Unidos que realizó el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, cuyos resultados se reportaron el 22 de junio de 2022.

“Lograron concretar 724 millones de dólares de inversión — en un plazo no mayor a 12 meses— y la generación de cerca de 11 mil 600 empleos, durante la gira a California, Estados Unidos realizada del 13 al 16 de junio del 2022”, dice.

La compañía Intel fue una de las empresas de alta tecnología que formaron parte de la reciente gira por Estados Unidos que realizó el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez

En el caso particular de Intel se anunció una inversión de 8 millones de dólares en área de semiconductores, 200 plazas de trabajo de alta remuneración y especialización.

El 20 de abril de 2022, se informó, por su parte, que: “La Secretaría de Economía e Intel México firmaron un acuerdo de colaboración para la transferencia de recursos de innovación y la capacitación a largo plazo de talento mexicano altamente especializado en materia de tecnología, a nivel nacional”.

Con el objetivo de impulsar el liderazgo de México como un polo de innovación en la región y fortalecer su rol en la compleja cadena de suministro de semiconductores en el mundo.

También puedes leer: Escasez de microchips, oportunidad para México