A la Comisión Nacional de Búsqueda le hace falta ponerse a buscar personas desaparecidas, indica Lucy Díaz, directora del Colectivo Solecito.


“La búsqueda no es solamente forense y ahí siento que también hay que enfatizar. Una búsqueda para que sea completa tiene que abarcar aeropuertos, tienes que buscar en hospitales, anexos, asilos, psiquiátricos. Hay que cubrir todo”

Lucy Díaz

Directora del Colectivo Solecito

Considera que los trabajadores de la CNB tienen que concentrar sus labores de manera más específica y así obtendrán mejores resultados.

“El trabajo no es malo, pero sí necesitan asignarse todos esos ejes: búsqueda en vida, que la búsqueda forense sea más larga, necesita concentrarse más el trabajo porque se dispersa mucho. Sí es una Comisión nacional, pero los 32 estados no están en la misma situación, ni tienen las mismas características”, explica.

Lucy Díaz afirma que en sus labores en favor de la localización de personas que ha hecho por varios años se ha dado cuenta que hace falta trabajo en campo, por ejemplo, en la diferentes instituciones que pueden tener a personas cuya identidad se desconoce.

“En una ocasión nos tocó ir a un psiquiátrico del Estado de México, nos contó el director que la gente que está en el psiquiátrico, la mayoría no saben quiénes son, no tienen identificación, entonces lo más lógico sería que tú le busques una identidad a esa persona. Ahí puede haber desaparecidos, por supuesto”, considera.

El trabajo de la Comisión Nacional de Búsqueda, comenzando por su protocolo para la localización de personas, tiene que estar enfocado más en salir a la calle.

Menciona un caso de Punta Puquita, en Alvarado, Veracruz, en donde la CNB encontró cinco cuerpos de personas, pero ya no insistieron en buscar más.

“Esta búsqueda que ellos hacen no tiene solidez, no es de largo aliento, mientras que nosotras, el Colectivo Solecito, gastándonos, qué te puedo decir, sí tenemos una nómina, pero nunca son esos montos, llevamos en el año 65 cuerpos. Ellos tendrían más resultados si hicieran una búsqueda de largo aliento”, afirma.

La directora del Colectivo Solecito considera que no es tan importante la cifra millonaria, ya que es necesario prestarle atención al tema y asignar recursos, pero sí es preocupante que no hay buenos resultados.

“Es donde está el problema, porque no se tienen resultados. Entonces, yo en ese sentido sí critico el trabajo de la comisión. Podría ser de más tiempo, más constante, si encontraron algo quedarse y seguir haciendo la búsqueda.

“Nosotros como colectivo tenemos búsquedas diarias y sin ayuda. Ellos están sirviendo como intermediarios para los fondos. Eso yo lo veo así. Y eso no lo veo mal porque en muchos estados de no ser así no tendrían fondos”.

La experta critica que los estados piden y piden y siguen usando los recursos a discreción cuando deberían destinar el dinero para que las comisiones vean más acción y tengan acceso a más trabajo.

“Estamos encontrando líneas de investigación claras que hubieran dado con las personas si las hubieran seguido. Es increíble porque se dedicaron a esconder las cosas. Esa información no se la daban a la familia. Ahora que revisamos dices ¡qué bárbaro! Creo que la Comisión tiene para dar más”.

También puedes leer:

La burocracia de la búsqueda de personas desaparecidas

Sin plan para búsqueda de personas desaparecidas