¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
imagen principal

DREAMERS

Con DACA o sin DACA, da igual

J. Jesús Lemus

Frente al anuncio de la administración de Donald Trump de su intención de suspender el programa de Acción Diferida para Llegados en la Infancia (DACA), que protege la repatriación de menores migrantes, y que eventualmente pondría a niños indocumentados mexicanos en el blanco de la política antinmigrante, las cifras oficiales del Gobierno de México hablan de otra realidad.


Sep 6, 2017
Lectura 7 min
portada post

“Sería desastroso, tendrían quepasar a empleos mal pagados”

- María Luz Rodríguez

Especialista en políticas migratorias, sobre el futuro de los ‘dreamers’

Tras la virtual suspensión del DACA, quienes hoy son beneficiados con permisos laborales, permisos para entrar y salir del país, y facilidades para ingresar al Ejército, serían empujados a condiciones sociales difíciles

Frente al anuncio de la administración de Donald Trump de su intención de suspender el programa de Acción Diferida para Llegados en la Infancia (DACA), que protege la repatriación de menores migrantes, y que eventualmente pondría a niños indocumentados mexicanos en el blanco de la política antinmigrante, las cifras oficiales del Gobierno de México hablan de otra realidad.

Con DACA o sin DACA, el Gobierno de Estados Unidos nunca ha cesado su política de expulsión de menores mexicanos indocumentados. La propia administración de Barack Obama, la que puso en marcha el referido programa, fue la primera en no respetar el lineamiento: sólo en el 2012, cuando entró en vigor esa decisión presidencial, fueron deportados 17 mil 129 niños mexicanos.

Si bien es cierto que los menores repatriados que reconoce el gobierno mexicano en sus estadísticas, no estaban dentro del programa DACA, también es importante referir lo que señala la especialista en políticas migratorias, María Luz Rodríguez, egresada de la Universidad de la Ciudad de Nueva York: “Obama mantiene el récord de los presidentes que más migrantes han deportado”.

El programa de Acción Diferida fue puesto en operación en junio del 2012, bajo el anuncio mediático de beneficiar a 800 mil niños indocumentados, entre ellos más del 78 por ciento de origen mexicano, los llamados “dreamers”, pero durante dicho programa se han venido deportando en promedio anual a más de 12 mil menores que no entran en esa categoría, hablando sólo de mexicanos.

De manera silenciosa, la administración de Barack Obama, a la par de su programa de apoyo a un sector de la población infantil, no cesó con su política de expulsión de otros indocumentados también menores, haciendo que durante el periodo del 2012 al 2016, según las cifras oficiales de la Secretaria de Gobernación -contenidas en los boletines estadísticos de la Unidad de Política Migratoria-, fueran repatriados un total de 73 mil 129 menores de edad.

Economías sumergidas

En lo que va del 2017, aun cuando en teoría el programa para evitar la repatriación de menores se encuentra vigente y supone la protección de una gran parte de niños, el gobierno mexicano ha registrado que ya son 4 mil 463 los menores indocumentados que han sido repatriados desde Estados Unidos a sus lugares de origen en el país.

De acuerdo a la especialista María Luz Rodríguez, que habló para Reporte Índigo, de llevarse a cabo la suspensión del programa DACA, el que está contemplado para finalizar el próximo 5 de marzo del 2018, no sólo se afectará a los “dreamers” de origen mexicano, sino que también se afectará a los menores migrantes de otras nacionalidades que se habían acogido al programa.

Entre los primeros cinco grupos poblacionales de menores que se podrían ver afectados con la orden ejecutiva del presidente Donald Trump, después de los mexicanos, se encuentran los de El Salvador, Guatemala, Honduras y Perú, y aunque en menor número también se ubican los grupos de Brasil y Corea del Sur, los que de acuerdo a María Luz Rodríguez, serían empujados a “una economía sumergida”, dentro del plano laboral.

Tras la virtual suspensión del DACA, los que hoy son beneficiados con permisos laborales, permisos para entrar y salir del país, así como con facilidades para ingresar al Ejército y lograr el estatus de ciudadano en solo unas semanas sin contar con la tarjeta de residentes, serían empujados a condiciones sociales difíciles.

María de la Luz Rodríguez considera que, de llevarse a cabo la suspensión definitiva del DACA, se afectaría considerablemente a la economía de Estados Unidos, y sobre el impacto para ese grupo de menores, muchos de los cuales hoy se encuentran incrustados en el plano laboral,  estima “sería desastroso, tendrían que pasar a empleos mal pagados”, aun cuando muchos de esos jóvenes son gente preparada.

Repatriados

Aun con el programa DACA, el presidente Barack Obama intensificó las deportaciones:

>> 118,000

Menores de edad deportados durante el gobierno de Obama

>> 1,238

Infantes repatriados al mes en promedio por Obama

>> 4,463

Menores deportados en lo que va del gobierno de Trump

>> 552

Menores expulsados, el promedio al mes de Trump

Trump, no más agresivo que Obama

Las cifras que en México mantiene la Secretaría de Gobernación sobre la deportación de connacionales desde Estados Unidos a nuestro país, sostienen el enunciado hecho por la especialista María de la Luz Rodríguez, que refiere que “Trump no está deportando más gente que Obama”.

Sólo durante los ocho años de mandato del presidente Barack Obama, el retorno forzado de mexicanos indocumentados desde Estados Unidos fue de 2 millones 838 mil 997 personas, de las que 135 mil 089 fueron menores de edad, es decir el 4.7 por ciento de las deportaciones de esa administración afectaron a niños entre los 11 a los 17 años de edad.

En promedio mensual, durante el periodo de gobierno del presidente Obama fueron 29 mil 571 mexicanos indocumentados los que fueron expulsados desde Estados Unidos, cifra que es más de un 200 por ciento superior al promedio de deportados registrado por mes en lo que va de la administración Trump, en donde la estadística registra 11 mil 232 deportados.

Con todo y el programa DACA, el presidente Obama permitió la deportación de 118 mil menores de edad, registrando un promedio de repatriación de mil 238 infantes cada mes, mientras que en lo que va del gobierno de Trump, con todo y el anuncio de su política antiinmigrante, se han registrado 4 mil 463 deportaciones, que representan un promedio mensual de 552 menores expulsados de Estados Unidos.

Pero mientras por un lado el presidente Obama intensificó su programa de deportaciones, por otra parte intentó en dos ocasiones la ejecución de programas similares al DACA, con la intención de proteger a los indocumentados, tales como el DACA Extendido y el DAPA, los que pretendían también beneficios para los padres de los “dreamers”, mismos que no prosperaron.

Una política ya conocida

La política antiinmigrante ha arreciado en EU en los últimos 25 años:

> El presidente George W. Bush puso en marcha el programa “Comunidades Seguras”, que buscaba la deportación de inmigrantes indocumentados con antecedentes penales, pero terminó por afectar a los inmigrantes, principalmente mexicanos, sin récord delictivo.

> La misma política de Bush, bajo el mismo programa de “Comunidades Seguras”, ha sido retomada por el presidente Donald Trump.

> El presidente Barack Obama aumentó el número de deportaciones, aunque no manifestó formalmente una postura antiinmigrante. En su primer año de gobierno (2009), al finalizar “Comunidades Seguras”, se acreditó la deportación de 601 mil 356 mexicanos, de todas las edades, la cifra más elevada en toda la historia de relación entre México y Estados Unidos.

> Los estados mexicanos que más han resentido la política antinmigrante en los últimos años son Guanajuato, Oaxaca, Michoacán, Chiapas, Zacatecas y Jalisco.


Notas relacionadas

Abr 9, 2018
Lectura 2 min

Abr 4, 2018
Lectura 2 min

doPlay

Mar 9, 2018

Mar 1, 2018
Lectura 2 min

Comentarios