Durante años, los partidos políticos han utilizado vacíos legales y, a través de la formación de coaliciones, han conformado sus mayorías en la Cámara de Diputados, con riesgo de sobrerrepresentación.

Sin embargo, esta manera de asignar legisladores de representación proporcional, ha provocado que en más de una ocasión, se viole el artículo 54 de la Constitución, el cual indica que “en ningún caso, un partido político podrá contar con un número de diputados por ambos principios (mayoría relativa o representación proporcional) que representen un porcentaje del total de la Cámara que exceda en ocho puntos a su porcentaje de votación nacional emitida”.

Así sucedió en 2012, 2015 y 2018. En las primeras dos ocasiones, la coalición del Partido Revolucionario Institucional (PRI) con el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), provocó una sobrerrepresentación del tricolor del 8.2 por ciento, .2 por encima de lo que señala la ley, y del 9.7 por ciento, 1.7 por ciento más de lo establecido, respectivamente.

El acuerdo del INE busca terminar con las simulaciones que se dan a través de las coaliciones para garantizar a cada ciudadano que su voto efectivamente vaya para el partido por el que eligieron

Hace tres años, lo mismo ocurrió con la alianza Juntos Haremos Historia (Morena, PT, PES), la cual obtuvo el 44 por ciento de la votación popular a la Cámara baja, con lo que recibieron 308 escaños, lo que equivale al 61.6 por ciento del total. Esto significa una sobrerrepresentación del 10 por ciento, 2 puntos por encima de lo que permite la Carta Magna.

Para que el escenario no se repita en los comicios más grandes de la historia de México, el Consejo General del INE, aprobó un acuerdo para “cuidar que la asignación de diputaciones por representación proporcional se ajuste a los parámetros constitucionales para evitar la sobrerrepresentación de los órganos legislativos”.

Al respecto, Lorenzo Córdova, consejero presidente del Instituto Nacional Electoral, dijo que el objetivo de esta decisión “es que el órgano en donde se toman las decisiones colectivas, ya sean congresos, asambleas o parlamentos, se integren por representantes que, efectivamente, reflejen las diversas posturas políticas existentes entre los ciudadanos representados”.

Morena se inconforma

Para evitar que el acuerdo del INE se convierta en una realidad a menos de tres meses de que se celebren los comicios del 6 de junio, y se complique para el partido guinda la obtención de la mayoría en la Cámara de Diputados, el instituto político en el poder impugnó ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), la resolución emitida por los consejeros del organismo autónomo la semana pasada.

“Impugnamos la determinación del INE porque consideramos que viola el principio de certeza, no es viable modificar las cosas dos días antes del registro de candidatos para la asignación de diputados.

“Por otra parte violan diversos precedentes del Tribunal Electoral que desde el 2015 y el 2018 se han reiterado como válidos. Por lo tanto consideramos que el INE está actuando de manera ilegal porque está inobservando la forma en que se han venido eligiendo los diputados”, dice Sergio Gutiérrez Luna, representante de Morena ante el INE, en entrevista con Reporte Índigo.

El diputado federal especifica que su problema no es lo que marca la Constitución respecto al 8 por ciento en materia de sub o sobrerrepresentación, sino los cambios en relación a cómo funcionan las coaliciones partidistas y los tiempos en los que se están realizando.

Critica que si se trata de observar y defender la Carta Magna como señalan los consejeros del INE, debe ser para todo, no solo para lo que les conviene.

“El tema de fondo no es la sobrerrepresentación del 8 por ciento, es que el INE pretende inobservar una jurisprudencia del Tribunal que dice que los partidos coaligados pueden postular militantes de otros partidos.

“Tenemos claro el problema y la situación, ellos (INE) hablan de observar la Constitución y nosotros estamos muy de acuerdo. Por eso también pedimos que ellos observen la parte donde dice que no pueden ganar más que el presidente”.

Espacio para mejoras y evitar sobrerrepresentación

Fernando Ojesto Martínez Manzur, catedrático de la Facultad de Derecho de la UNAM, y experto en temas electorales, considera que el hecho de que en el pasado las cosas se hayan hecho mal, es decir, violando lo que marca la Constitución, no significa que no se pueda corregir.

“Desde el 2012 se ha violado el artículo 54 constitucional, pero eso no significa que no se pueda cambiar.


Al final de cuentas los sistemas electorales no son perfectos y se deben ir mejorando cada elección, entonces considero que hay que ir perfeccionándolo, sobre todo en este tipo de temas para evitar una sub o sobrerrepresentación por parte de cualquier partido, lo cual es algo que sabemos ha venido sucediendo y está mal

Fernando Ojesto Martínez Manzur

Catedrático de la Facultad de Derecho de la UNAM

“Además, esta determinación no aplicaría únicamente para los comicios del próximo 6 de junio, sería para todos de ahora en adelante”.

En este sentido, Gutiérrez Luna, coincide con el especialista y asegura que siempre hay lugar para realizar mejoras en materia electoral, no obstante, considera que hay que tener en cuenta los tiempos.

“Lo que tenemos que hacer en todo caso, es revisar la ley para ajustar las normas. Nosotros lo que vemos es que Morena obtendrá la mayoría de votos en el Congreso y no queremos reglas artificiales de último minuto que estén cambiando la configuración jurídica solo para perjudicar al partido.

“Después del proceso electoral, sería viable analizar todo el marco electoral para hacer ajustes, pero ahorita ya no”.

Continúa leyendo: Morena, en manos de la máxima autoridad del INE