Los días están contados para Zubirán en el equipo de Álvarez, y ya suenan dos nombres: Juan Manuel Parás, exdiputado federal priista, y Eduardo Bailey Elizondo, dirigente del PRI estatal
Javier Prieto cuenta con hilos suficientes que lo pueden llevar a negociar apoyos entre el empresariado de Nuevo León

En la carrera por la gubernatura de Nuevo León, la estrategia de campaña será la piedra angular para lograr el triunfo.

Y los candidatos Felipe de Jesús Cantú, abanderado del PAN, e Ivonne Álvarez, representante del PRI, mueven sus piezas para colocar a la persona idónea, que será  su brazo derecho en esta contienda electoral.

El coordinador de campaña hoy en día se convierte en la persona de todas las confianzas del candidato, y responsable de conseguir la aceptación del empresariado regiomontano y de la ciudadanía.

Serán 90 días de intensas giras y propuestas que tendrán ambos candidatos. Buscarán  recorrer las comunidades más alejadas de todos los municipios de Nuevo León.

La tarea suena complicada.

En las elecciones para elegir presidente en el 2012, en Nuevo León salieron a votar un millón 600 mil personas.

Ahora,  ambos candidatos deberán convencer a más de 800 mil votantes para lograr el triunfo.

En las elecciones para gobernador en el 2009, el priista Rodrigo Medina consiguió 859 mil 442 sufragios, mientras que Fernando Elizondo, en ese entonces panista, reunió 760 mil 745 votos. La participación ciudadana fue de 54.6 por ciento de la lista nominal.

El coordinador fuera de las grillas panistas

El candidato del PAN a la gubernatura, Felipe de Jesús Cantú, hizo un movimiento estratégico en su equipo de trabajo: nombró a Javier Prieto de la Fuente como su coodrinador de campaña.

Este nombramiento tiene ventajas y desventajas.

Para muchos panistas, el que Felipe de Jesús haya nombrado a Prieto resulta alentador hacia el interior del partido.

No se le vincula con ningún grupo de poder de Acción Nacional.

Es decir, está alejado del Grupo San Nicolás, que encabeza Zeferino Salgado; de la División del Norte, que comenda José Serrano e Iván Garza, candidato panista a la alcaldía de Monterrey, y también del senador Raúl Gracia.

Con esto, Felipe busca unir al PAN a días de que arranque la campaña electoral rumbo a las elecciones del próximo 7 de junio.

Y es que el partido salió fracturado por los comicios internos, las traiciones y lo cerrado de las votaciones.

Pero Prieto cuenta con hilos suficientes que lo pueden llevar a negociar apoyos entre el empresariado de Nuevo León.

Egresado del Tecnológico de Monterrey, de la Facultad de Ingeniería Mecánico Administrador, no cuenta con una experiencia en elecciones.

En el camino por la coordinación de campaña se quedó el diputado panista Alfredo Rodríguez, quien era impulsado por el senador Raúl Gracia y Zeferino Salgado, del Grupo San Nicolás.

Rodríguez podría hacerse cargo del tema operativo en la campaña.

Pero la responsabilidad de la estrategia electoral recaerá en Prieto, rumbo a la elección del 7 de junio.

Con esta jugada, Cantú apuesta por un coordinador con perfil empresarial, y sobre todo busca mandar el mensaje de que está alejado de las grillas panistas.

Felipe se congracia principalmente con el sector empresarial regiomontano y marca distancia de los líderes panistas, que lo llevaron a ganar la elección contra Margarita Arellanes.

Prieto actualmente se desempeña como vicerrector asociado de Egresados del Sistema Tecnológico de Monterrey y como vicepresidente de la Oxford Leadership Academy México, organización europea líder en la promoción del liderazgo empresarial.

Disputa en el PRI por coordinar la campaña

En el equipo de coordinación de campaña de la candidata del PRI a la gubernatura, Ivonne Álvarez, hay más dudas que certezas.

Rolando Zubirán se podría bajar del barco de Ivonne llamado “Alianza por la Seguridad”, aparentemente porque no congenia en las formas de trabajo de la priista.

Técnicos en audio y video revelaron a  Reporte Indigo que Zubirán discutió con Álvarez en el ensayo previo a la presentación de la candidata en la Arena Monterrey.

Antes de la medianoche del sábado 21 de febrero, el exsecretario de Economía estatal estaba cansado, y le dijo a Ivonne que se quería retirar. Esto ocasionó la molestia de la candidata priista.

Los días están contados para Zubirán en el equipo de Álvarez, y ya suenan dos nombres: Juan Manuel Parás, exdiputado federa priista, y Eduardo Bailey Elizondo, dirigente del PRI estatal.

Uno de ellos será el hombre de todas las confianzas de la candidata, para intentar llevar a buen puerto su campaña electoral rumbo a los comicios de 7 de junio. 

Pero a unos días que arranque la campaña, hay un disputa interna por quién tomará la coordinación de campaña de Ivonne Álvarez.

Por un lado, el gobernador Rodrigo Medina quiere imponer a Eduardo Bailey, mientras Emilio Gamboa, impulsor para que Ivonne fuera la candidata priista, quiere que Juan Manuel Parás lidere la estrategia electoral.

Incluso, trascendió que cuando Ivonne se despidió de sus compañeros senadores en la Ciudad de México, habló con Gamboa para pedirle que Medina dejara de meter mano en su equipo.

Y es que el gobernador, dicen priistas consultados por Reporte Indigo, no quiere que “la candidata se les salga del huacal”, dice la fuente.

Por lo que quiere poner todo su aparato gubernamental en la campaña de Ivonne, y ésta lo rechaza.

El conflicto continúa hacia el interior del equipo de Álvarez, y ha llegado gente de la Ciudad de México para incorporarse a la campaña de la priista.