Con su virtual triunfo en la elección por la candidatura del PAN a la gubernatura, Felipe de Jesús Cantú llegará a la campaña electoral con marcados compromisos.

Los apoyos del Grupo San Nicolás, encabezado por Zeferino “Chefo” Salgado Almaguer y Víctor Fuentes, candidato panista a la alcaldía nicolaíta, y del grupo del senador Raúl Gracia, al final podrían cobrarle factura al abanderado albiazul.

La operación para aumentar los votos a favor de Felipe fue perfecta.

En San Nicolás, Felipe de Jesús arrolló en la elección interna por una diferencia de mil 870 sufragios con respecto a Margarita Arellanes.

Apoyo que antes de la elección ya se pronosticaba, pues Zeferino Salgado públicamente manifestó su preferencia por al actual precandidato del PAN a la gubernatura.

Grupo San Nicolás: En pro de la construcción

Por lo pronto, Felipe de Jesús ya reconoció que en la negociación con Salgado Almaguer estaba “sólo” la petición de realización de obras para el municipio de San Nicolás, y no espacios en su gabinete.

Trascendió que el rompimiento entre Arellanes y Salgado fue porque éste le quería imponer a sus cercanos en el equipo de colaboradores.

San Nicolás es un municipio ligado a Jorge Luis Martínez Cantú, accionista del Grupo Paccsa, empresa líder en el norte del país en el ramo de la construcción de obra de infraestructura.

Esta empresa es avalada por el alcalde de San Nicolás, Pedro Salgado Almaguer, hermano del líder del Grupo San Nicolás, pues ha ganado contratos importantes para recarpetear avenidas nicolaítas.

Víctor Fuentes, como diputado federal, bajó recursos y los calificó como históricos para pavimentar las calles nicolaítas. Paccsa fue la empresa encargada de realizar esas obras.  

Gracia y los sampetrinos

Por su parte, el senador Raúl Gracia hizo lo propio en su grupo de militantes panistas en San Pedro.

Gracia hizo un llamado a los sampetrinos a realizar un voto libre en los comicios internos, pero fuentes panistas revelan que operó contra Arellanes por debajo de la mesa.

El senador se caracteriza por negociar posiciones en los diferentes puestos de elección popular, sobre todo en distritos “ganables” para sus candidatos.

En esta ocasión su apoyo de votos fue condicionado hacia Cantú a cambio de posiciones en su equipo de trabajo, en caso de que llegue a la gubernatura.

Felipe de Jesús negó una negociación política con el senador Gracia.

En ambos municipios, San Nicolás y San Pedro, la votación para Margarita Arellanes fue casi nula.

En cambio, para Felipe de Jesús la preferencia fue por más del doble en los sufragios.

En la suma de esos municipios, Arellanes tuvo sólo mil 009 votos y Felipe 3 mil 840.

Los resultados preliminares de la Comisión Organizadora Electoral Estatal del PAN en Nuevo León arrojaron que, en total, Margarita Arellanes sumó 8 mil 295 sufragios, y Felipe de Jesús, 9 mil 449, una diferencia de mil 154 votos.

Tibia División del Norte

Otro punto que llama la atención en los resultados de los comicios internos es que Arellanes no ganó con amplia ventaja en Monterrey, su bastión.

Cantú obtuvo 2 mil 072 votos de los panistas regios, mientras que Arellanes ganó con 2 mil 790 votos, una diferencia de sólo 718 sufragios, casi la ventaja total en los resultados finales.  

Si Margarita hubiera tenido el apoyo total de la División del Norte, encabezada por José Serrano y el candidato a la alcaldía regia, Iván Garza, el resultado de los comicios internos hubiera sido más cerrado.

Panistas consultados en el Comité Municipal de Monterrey el día de las votaciones, aseguraban que la precandidata ganaría con un amplio margen. Y no sucedió.

No obstante, el equipo de Iván Garza argumentó que no tuvieron tiempo para enderezar el barco de la alcaldesa con licencia de Monterrey. 

Aseguran que no lograron convencer al electorado.

Pero en la zona rural, la diputada local Imelda Alejandro de la Garza hizo su trabajo a la perfección. 

Ella logró posicionar a Margarita en los municipios con una ventaja de casi el doble.

Felipe llegó a mil 384 votos y Margarita obtuvo 2 mil 049 en los municipios rurales, una diferencia convincente para la alcaldesa con licencia de Monterrey. 

Reporte Indigo adelantó el apoyo de Zeferino Salgado y Raúl Gracia a la precandidatura de Felipe Cantú; ambos declararon su rompimiento con Arellanes.

Diputados locales del grupo legislativo del PAN afines a los grupos San Nicolás, de Salgado, y del grupo del senador Raúl Gracia, se sentaron a la mesa con el precandidato a la gubernatura para brindarle su apoyo ante la opinión pública.

“Estamos presentes aquí porque estamos con Felipe, porque creemos que tiene lo necesario para darle un cambio de timón a Nuevo León, es lo mejor para el PAN y es lo mejor para Nuevo León”, declaró ante los medios de comunicación el diputado Alfredo Rodríguez.

Es así como el respaldo que se había advertido hacia Cantú por parte de los grupos de poder de Acción Nacional fue declarado abiertamente, dejando también en evidencia el abandono a la alcaldesa con licencia en Monterrey, Margarita Arellanes.