Por primera vez, el presidente Andrés Manuel López Obrador envió al Congreso de la Unión una iniciativa preferente, la cual busca reformar la Ley de la Industria Eléctrica en el país.

La propuesta, que fue turnada a la Cámara de Diputados durante el arranque del último periodo ordinario de sesiones de la presente legislatura, propone cambios en materia de generación eléctrica para alinear rigurosamente todos los contratos y lineamientos a los criterios de planeación del Sistema Eléctrico Nacional emitidos por la Secretaría de Energía.

De esta forma, los diputados están obligados a discutir dicha iniciativa en menos de 31 días naturales, por tener carácter de preferente.

La propuesta del Ejecutivo Federal destaca obligar a la Comisión Reguladora de Energía a revocar los permisos de autoabastecimiento en los casos que hayan sido obtenidos mediante fraudes a la ley.

Se busca dar preferencia a la energía que produce la Comisión Federal de Electricidad sobre los generadores del sector privado en las plantas hidroeléctricas, termoeléctricas, nuclear, geotérmica y ciclos combinados.

En la exposición de motivos del documento, se establece que se busca garantizar la confiabilidad y un sistema tarifario de precios que únicamente serán actualizados en razón de la inflación.

Además, dice que se “terminará con la simulación de precios en un mercado que favorece la especulación, el dumping y los subsidios otorgados a los participantes privados por la CFE, lo que permitirá una competencia en condiciones de equidad entre los participantes del mercado”.

Dicha iniciativa del presidente Andrés Manuel López Obrador, será discutida y probablemente aprobada a lo largo de este mes, para después ser turnada al Senado, donde tendrá también un trámite preferente.

Se tiene contemplado que para este miércoles y jueves, las sesiones en la Cámara de Diputados sean semipresenciales. Es decir, solo asistirán 125 legisladores al salón de plenos y los demás las seguirán de manera virtual.

Plantean parlamento abierto

El coordinador del grupo parlamentario de Morena en la Cámara de Diputados, Ignacio Mier, planteó la realización de un parlamento abierto, en el que participen todos los sectores involucrados, para analizar la iniciativa de reformas a la Ley de la Industria Eléctrica presentada por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Afirmó que la reforma propuesta por el Ejecutivo refrenda la soberanía nacional, fortalece la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y prioriza el interés público para el acceso y la distribución equitativa de energía en todo el país.

“Se organizan categorías, conceptos y definiciones de la Ley de la Industria Eléctrica para priorizar el interés público sobre el interés privado, contrario a lo que sucedió en la reforma energética neoliberal del 2013, en la que mediante un régimen transitorio se dio pauta a que los privados impusieran sus condiciones, simularan compromisos de generación de energía que no fueron cumplidos y dejaron a la CFE con la obligación de otorgar subsidios y asumir las pérdidas”, dijo.

No obstante, agregó que se mantiene la libre competencia del sector público y del sector privado en condiciones de equidad para evitar el deterioro que se ha impuesto a la CFE.


El líder de los diputados morenistas indicó que los contratos y permisos vigentes se mantienen, pero serán revisados para verificar que cumplan con la ley

“Esto se hará con base en lo establecido en la Ley de Procedimiento Administrativo, donde se garantiza el trato igualitario tanto de la autoridad como de los particulares”, indicó.

También puedes leer: 

Congreso, entre la pandemia y la urgencia

Aprueban trabajo a distancia en el Senado