La Universidad de Guadalajara reconoce abiertamente que está dirigiendo recursos públicos de su presupuesto para financiar el acarreo de sus estudiantes y de su personal con el objetivo de que se sumen a las manifestaciones que ha estado organizando contra el Gobierno de Jalisco desde hace más de un año.

De acuerdo con un reporte brindado vía transparencia, la Universidad informa que ha erogado un monto de dos millones 051 mil 219.04 pesos para financiar estas manifestaciones contra las autoridades estatales, y en específico para cubrir los siguientes rubros: “Transporte, alimentos y/o hidratación, impresos (lonas, volantes, banderas), playeras y/o gorras, toldos, tarimas y montaje”.

En el documento, la Universidad reporta la organización de 142 manifestaciones hasta ese momento (la última que está incluida se realizó el 29 de agosto de 2022), y para las cuales movilizó a 158 mil 763 personas, considerando tanto al estudiantado como a los miembros de su personal que acarreó con esos fines.

La casa de estudios que encabeza el rector general, Ricardo Villanueva Lomelí, tampoco tiene reparo en señalar que ha estado utilizando sus vehículos para la realización de estas marchas. El reporte indica que ha destinado hasta ahora 18 de sus vehículos con estos objetivos, incluyendo dos autobuses.

El conflicto político entre el Gobierno de Jalisco que encabeza el mandatario, Enrique Alfaro Ramírez, y el grupo político que domina a la Universidad, liderado por el ex rector, Raúl Padilla López, comenzó el pasado 9 de agosto de 2021, cuando la autoridad estatal canceló una partida por 140 millones de pesos que sería utilizada para financiar el Museo de Ciencias Ambientales con el objetivo de redireccionar esos recursos hacia infraestructura hospitalaria.

La construcción del Museo de Ciencias Ambientales es impulsada por el propio Padilla López, por lo que la cancelación de su financiamiento obligó a los universitarios a salir en defensa de su jefe político, con una estrategia de contraataque, que ha incluido a actores como el mismo rector general, los rectores de los Centros Universitarios, los directivos de la institución, los sindicatos universitarios, la representación estudiantil y su brazo partidista (Hagamos).

El clientelismo de la Universidad de Guadalajara

La Universidad de Guadalajara niega que les ofrezca a sus estudiantes “recompensas o incentivos” para que se sumen a las manifestaciones que organiza contra el Gobierno de Jalisco, aunque existen registros periodísticos que contradicen esta postura oficial de la casa de estudios.

Ante la siguiente solicitud: “Se informe si la UdeG ofrece recompensas o incentivos a los estudiantes para asistir a estas marchas, y cuáles son”, la institución respondió en su reporte: “Es inexistente la información, dado que no se ofrece recompensa o incentivo alguno por la asistencia a las marchas (Expediente UTI/977/2022)”.

Sin embargo, el 20 de octubre de 2021, el medio de comunicación Notisistema publicó los testimonios que recogió de estudiantes de la Preparatoria 3 de la Universidad de Guadalajara, que habían participado en la “Cuarta Caminata” organizada por la casa de estudios, y los cuales refieren lo siguiente:

“Sí nos dieron diez puntos solo -¿en qué materia?- en la que sea, los podemos poner en la que sea”. (…) “Claro, pero pues yo pienso que es necesario y nos beneficia venir a la marcha y los puntos también; entonces, muy bueno”. (…) “Nos están ofreciendo diez décimas sobre 100 en nuestra calificación en cualquier materia”. (…) “Sí es la misma situación, es como un extra los puntos, sí está bien venir a la marcha”.

En el artículo titulado “Sobre el concepto de corporativismo: una revisión en el contexto político mexicano actual”, del especialista en ciencia política Jorge Mario Audelo Cruz y publicado por el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), se analizan el corporativismo y el clientelismo como prácticas de control “antidemocráticas”, heredadas por el régimen priista:

“Al menos desde la ascensión al poder del Partido Nacional Revolucionario (PNR) en 1929, el sistema político implantado en México ha mostrado características generalmente asociadas con el corporativismo, tales como el clientelismo y la corrupción. El partido que más adelante se convertiría en el Partido Revolucionario Institucional estableció una dominación corporativista, cuyo objetivo fundamental era el control de las elecciones, mediante las corporaciones que dependían de él”.

Y complementa: “El PRI cooptó y controló desde su creación, al sector obrero, campesino y popular de la sociedad civil organizada (limitando la participación social y también política de estos clivajes [en política, esciciones]) para asegurarse el control político, dejando al país marcado con algunas características consideradas como antidemocráticas, una de ellas, la cual aún en la actualidad es objeto de debates políticos y académicos, es el corporativismo, concepto que se asume como persistente en la realidad mexicana”.

Aparato de acarreo

Las manifestaciones que realiza la Universidad de Guadalajara contra las autoridades estatales son organizadas por un abanico muy amplio de sus áreas y dependencias, incluyendo a sus Centros Universitarios, sus Preparatorias, además de instancias de las que se esperaría mayor autonomía, como sindicatos y representaciones estudiantiles.

Por ejemplo, entre las instancias que han efectuado este tipo de marchas el reporte menciona al Sindicato de Trabajadores Académicos de la Universidad de Guadalajara (STAUDEG), al Sindicato Único de Trabajadores de la Universidad de Guadalajara (SUTUDEG); y a la Federación de Estudiantes Universitarios (FEU).

También figura la Vicerrectoría Ejecutiva e inclusive el área que debería combatir la corrupción interna y el desvío de recursos universitarios: la Contraloría General.

La Universidad asegura que implementa el siguiente proceso para organizar sus manifestaciones: “Se realiza una invitación a la comunidad universitaria para que asistan a la caminata de manera voluntaria y posterior a ello se define el horario de salida”.

Te puede interesar: UdeG y Morena contratan al mismo grupo de agencias de marketing político