¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
imagen principal

COFECO

La otra cara de la alianza Televisa-Iusacell

Georgina Howard

El anuncio hecho por la Comisión Federal de Competencia para aprobar, ahora sí, la adquisición por parte de Televisa del 50% de las acciones de Iusacel, de Grupo Salinas, por 1,570 millones de dólares, sólo confirma y ratifica que el movimiento YoSoy132 tiene razón.

No se ataca el duopolio televisivo, la concentración de los medios o la competencia en telefonía celular, se crea otro monopolio para pelear con otro gigante, Telmex.


Jun 14, 2012
Lectura 6 min
portada post

"Hay un despropósito en las condiciones y el ente regulador tiene que determinar que la participación de Telcel es monopólica para que se pueda hacer una legislación asimétrica”

- Luis Niño de Rivera

Vocero Jurídico de Grupo Salinas Azteca

En la resolución se exige que la administración de Iusacell se mantenga desligada de los negocios de televisión abierta y restringida

"No se logrará fortaleciendo a un monopolio para enfrentar a otro y mucho menos, solidificando las prácticas anticompetitivas de Televisa y TV Azteca”.

- Alida Calleja

Asociación Mexicana de Derecho a la Información

El anuncio hecho por la Comisión Federal de Competencia para aprobar, ahora sí, la adquisición por parte de Televisa del 50% de las acciones de Iusacel, de Grupo Salinas, por 1,570 millones de dólares, sólo confirma y ratifica que el movimiento YoSoy132 tiene razón.

No se ataca el duopolio televisivo, la concentración de los medios o la competencia en telefonía celular, se crea otro monopolio para pelear con otro gigante, Telmex.

Lo que hace falta, como demandan los propios estudiantes, son opciones variadas en telecomunicaciones y televisión, una autoridad reguladora con autonomía y atribuciones suficientes para enfrentar a los monopolios.

Aunque la CFC asegura que esta alianza traerá más inversión, mejor tecnología y servicios en telefonía móvil para que este nuevo monopolio, de darse, compita con Telcel que controla el 70 por ciento del mercado.

La alianza pudiera entenderse, también, como una decisión de Estado para fortalecer a Televisa y debilitar a Telmex-Telcel, pese a los riesgos que implica.

Apenas en enero pasado, el organismo regulador había rechazado la solicitud de concentración, debido a los riesgos inherentes que se generaban en mercados colaterales al aceptar la fusión.

En ese mismo mes, la Cofetel también postergó de manera indefinida su votación sobre las nuevas frecuencias para televisión abierta.

Coincidencia o no, a la par de este anuncio se dio a conocer la alianza Telefónica Movistar-Iusacell, para alcanzar 30% del mercado de telefonía móvil -27 millones de usuarios- y una cobertura nacional del 90 por ciento.

Por lo pronto, el sólo anuncio permitió que las acciones de Televisa en la Bolsa Mexicana de Valores llegaron a subir hasta 1.70 por ciento.

Ambas televisoras confirmaron, por separado y de manera oficial, que analizarán los términos y condiciones previstos en la resolución respectiva, bien para aceptarlos o impugnar dicha resolución.

Luis Niño de Rivera, vocero Jurídico de Grupo Salinas Azteca dijo a Reporte Indigo que las condiciones de la resolución “son muy duras y difíciles de entender”.

¿Si no se dan?, cuestionó, “tendriamos que resolverlo antes porque la resolución consta de 600 páginas y tenemos que entrar a los detalles”.

Se requiere, dijo, de un estudio muy profundo y una conversación larga con la CFC para que nos aclare muchos temas y así evaluar el impacto que tendrá en el negocio de la telefonía celular.

“Hay un despropósito en las condiciones y el ente regulador tiene que determinar que la participación de Telcel es monopólica para que se pueda hacer una legislación asimétrica”.

Y ejemplificó “Telmex está prohibido para usar su red para transmitir imágenes, viola el título de concesión “y no pasa nada”.

La multa de 10 por ciento de los ingresos que impone la CFC a Televisa y Iusacell, “es brutal”.

Es indispensable por ello, comentó, equilibrar la cancha en telefonia celular para quitarle fuerza a la posición monopólica y abusive que tiene Telcel”.

La CFC pone dientes a la alianza

Para evitar una colusión de estas empresas que pudieran entorpecer la licitación de frecuencias para la creación de las nuevas cadenas nacionales de TV, la Cofeco puso candados a la alianza.

Que ninguna frene con litigios la licitación de una tercera cadena de televisión abierta y que no haya discriminación en venta de publicidad.

También, que la administración de Iusacell se mantenga desligada de los negocios de televisión abierta y restringida de los grupos Televisa y Salinas, así como la venta por separado de contenidos de televisión abierta y restringida.

Entre las condiciones la CFC señala que si en un plazo de 24 meses no se establece la licitación de una nueva cadena de televisión, “se detonará de manera automática un mecanismo de disolución de la alianza Televisa-Iusacell”.

A más  tardar el 30 de noviembre próximo se deberá publicar la convocatoria de licitación para la nueva cadena de televisión abierta que fue aprobada por el pleno de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) el pasado 6 de junio de este año.

“El incumplimiento de las condiciones, además de detonar el mecanismo de disolución de la sociedad, acarrearía una multa de hasta 10 por ciento de los ingresos anuales de las empresas”, precisa la CFC. 

Mejor abrir las opciones

Para la presidenta de la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (AMEDI), Alida Calleja, la alianza no propiciará más competencia sino un impacto monopolizador en los mercados de publicidad, producción y distribución de contenidos.

En su opinión se debe fomentar mayor competencia en las telecomunicaciones y modificar la dominancia de Telmex y Telcel, por una auténtica que propicie precios menos altos y servicios menos malos.

“Pero eso no se logrará fortaleciendo a un monopolio para enfrentar a otro y mucho menos, solidificando las prácticas anticompetitivas que Televisa y TV Azteca”.

La guerra en redes

El pasado 22 de marzo, Emilio Azcárraga Jean publicó un artículo en The Wall Street Journal con el título “Carlos Slim necesita más competencia”, en el que afirmaba que la negativa para Televisa de participar en Iusacell representaba una buena noticia para Slim Helú, propietario de Telcel.

Hizo explícito, en el mismo artículo, su interés por permitir la competencia en el mercado de medios mexicanos, “porque pensamos que nuestra compañía es la mejor y lo ha sido por más de medio siglo”.


Notas relacionadas

Ago 1, 2012
Lectura 3 min

COFECO

En manos de un juez, la decisión final

Georgina Howard


Ago 1, 2012 Lectura 3 min

Jun 19, 2012
Lectura 4 min

COFECO

Dan luz verde a nuevo monopolio

Georgina Howard


Jun 19, 2012 Lectura 4 min

Comentarios