El efecto López Obrador llegó a las estados del país. Morena dio la campanada este 1 de julio al alzarse con una gran ventaja en 4 de las 9 entidades y con amplias posibilidades de quedarse con dos más como lo son Puebla y Veracruz, en el resto, como en Jalisco y Guanajuato, aunque los números no le favorecieron logró quedarse con el segundo sitio con excepción de Yucatán

La irrupción del Movimiento de Regeneración Nacional se confirma luego de arrebatarle con claridad 4 de 9 entidades a los otros grupos políticos, como lo son la Ciudad de México, Chiapas, Morelos y Tabasco.

Mientras que en dos estados más -Puebla y Veracruz- se mantiene en la disputa hombro con hombro contra los candidatos del Frente, donde la competencia se torna reñida y a la espera de los resultados oficiales.

Por otra parte y como claros perdedores de la jornada electoral de este domingo 1 de julio, resultaron el priismo que solo pudo asegurar su permanencia en Yucatán, mientras que los frentistas lo hicieron en Guanajuato, en lo que parecen resultados irreversibles. Mientras que Movimiento Ciudadano logró consolidarse en Jalisco, aún a la espera del resultado final.

PRI y el Frente, a espera de los resultados oficiales se podrían quedar con solo dos plazas: Yucatán y Guanajuato

En los estados del país, la organización política liderada por Andrés Manuel López Obrador, creada en el 2014, marcó un precedente con la coalición Juntos Haremos Historia, conformada también por el Partido del Trabajo (PT) y el Partido Encuentro Social (PES).

De las entidades que acudieron a las urnas, en la CDMX, Chiapas, Tabasco y Morelos los resultados obtenidos por los morenistas fueron claros y contundente, incluso sacando hasta una ventaja de doble dígito de los segundos lugares.

Mientras que en los casos de Veracruz y Puebla podrían llevarse los triunfos, aunque los números estaban más cerrados y competidos, a la espera de los datos del PREP.

Los claros perdedores en los estados fueron los tres partidos más tradicionales de México, PRI, PAN y PRD, quienes en total sólo lograron conseguir dos estados: Yucatán para los priistas y Guanajuato para el Frente, de los 9 que estuvieron que acudieron a las urnas ayer.

Arrasan en 4 entidades

El efecto López Obrador alcanzó las entidades y fue notable. El político tabasqueño que será el próximo presidente de México, según el conteo rápido de resultados que dio Lorenzo Córdova, consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), impulsó a Morena que auténticamente arrasó en cuatro entidades del país: CDMX, Chiapas, Tabasco y Morelos.

La candidatura de Claudia Sheinbaum dominó de principio a fin la elección en la Ciudad de México. Los primeros sondeos dieron una ventaja de casi dos dígitos a la exdelegada de Tlalpan así como los datos del PREP, quien tuvo 20 puntos arriba del segundo lugar ocupado por Alejandra Barrales.

La Ciudad de México, Chiapas, Tabasco y Morelos fueron las entidades del país donde el partido encabezado por Andrés Manuel López Obrador logró arrasar en las urnas

El caso de Chiapas fue muy singular. Una elección llena de irregularidades y de movimientos políticos de último minuto marcaron un camino difícil para todos los candidatos, aunque al final Rutilio Escandón, representante de Morena, PT y PES, logró sacar una considerable ventaja, que según sondeos lo ponían por arriba casi 2 a 1 de los segundos lugares Roberto Albores y Fernando Castellanos.

Tabasco, el estado originario de López Obrador, es una de las muestras de la irrupción que tuvo el Movimiento de Regeneración Nacional en los estados. El candidato Adán Augusto logró, según sondeos una sólida victoria que incluso alcanzó casi el 60 por ciento de la votación, sobre el 15 por ciento que se le otorgó a Gerardo Gaudiano, el candidato del Frente que quedó en el segundo sitio.

La elección en Morelos desde la campaña fue dominada por el polémico exfutbolista Cuauhtémoc Blanco, quien logró sacar casi 50 por ciento de los votos gran distancia de Víctor Caballero con 18 por ciento y Rodrigo Gayosso con 15 por ciento, según sondeos.

Los salvavidas del PRI y el Frente

En una elección lamentable tanto para el PRI como para el Frente -PAN, PRD y MC-, las que hasta hace poco eran las tres principales fuerzas políticas del país, no lograron brillar en los comicios estatales.

Aunque aún se encuentra en disputa, el priismo logró mantener Yucatán entre sus filas, según los dichos de René Juárez, presidente nacional del Revolucionario Institucional. El priista Mauricio Sahuí llevaba una pequeña ventaja sobre el panista Mauricio Vila, aunque ambos ya se habían declarado ganadores.

Mientras que Guanajuato, históricamente bastión panista, fue mantenida por el Partido Acción Nacional junto a sus aliados del Frente, el Partido de la Revolución Democrática y Movimiento Ciudadano.

Según las encuestas Diego Sinhué, abanderado frentista, alcanzó más del 40 por ciento de la votación con una clara ventaja sobre el segundo lugar que fue ocupado por el morenista, Ricardo Sheffield, quien obtuvo entre 23 y 29 por ciento.

MC confirma dominio en Jalisco

La elección en Jalisco tuvo su particularidad, ya que ninguna de la fuerzas dominante de la política mexicana logró salir triunfante. Además que fue una de las entidades en que Movimiento Ciudadano, partido que se perfila para ganar, no aceptó ir en coalición con el PAN y el PRD.

Enrique Alfaro se declaró triunfador a espera de los resultados oficiales con una votación entre el 34 y 40 por ciento, aunque Carlos Lomelí, abanderado de Morena, tomó la misma actitud, aunque algunos sondeos lo ponían 5 puntos por debajo del exalcalde de Guadalajara.

A espera de los resultados oficiales de las entidades, cuyos conteos del Programa de Resultado Electorales Preliminares (PREP) avanzaban lentamente en los últimos minutos de 1 de julio y los primeros del 2 de julio, algunas de las entidades ya perfilaban a sus ganadores de forma irrevesible.

La gran sorpresa electoral fue sin duda Morena, quien a espera de la confirmación de las autoridades electorales podría alzarse en 6 de las 9 entidades, y con excepción de Yucatán, en las otras entidades que no le favorecen las cifras, como Jalisco y Guanajuato, logró posicionarse en los segundos lugares.