En medio de las amenazas del presidente estadounidense Donald Trump de imponer aranceles a productos mexicanos si las autoridades no refuerzan las acciones contra la inmigración y el tráfico de drogas, el activista defensor de los derechos humanos de los migrantes, Irineo Mujica, fue detenido en Sonora.

Además de Irineo, elementos de la Fiscalía General de la República (FGR) detuvieron a Cristobal Sánchez, fundador del colectivo Cultura Migrante que trabaja en la defensa de los derechos humanos de aquellos que buscan llegar al otro lado.

El 28 de febrero, la secretaria de Gobernación Olga Sánchez Cordero había señalado a la organización Pueblo sin Fronteras, dirigida por Mujica, de “reclutar” caravanas migrantes desde finales de 2018, sin embargó, la información fue desmentida por la propia organización quien detalló que su trabajo se concentraba en México y Estados Unidos y no en Centroamérica.

Información de CNN refiere que durante el juicio que se lleva a cabo en Estados Unidos contra Scott Warren, voluntario de la organización “No más Muertes”, con sede en Arizona y que se dedica a ayudar a migrantes que cruzan el desierto, el nombre de Irineo Mujica salió a relucir.

Los cargos que enfrenta Warren son por brindar transporte y hospedaje a dos migrantes, lo que podría costarle 20 años de prisión. En el juicio, la Fiscalía reveló que existen pruebas de que Scott se comunicaba telefónicamente con Irineo, quien le habría ayudado a trasladar a un migrante salvadoreño y otro hondureño rumbo a Estados Unidos.

Sobre la detención, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) declaró que no obedece a políticas migratorias al asegurar que en el “gobierno no actuamos así”, aunque confirmó que los dos defensores de los migrantes se encuentran en la Fiscalía General.

TE RECOMENDAMOS LEER: AMLO LLAMA A ACTO DE UNIDAD EN DEFENSA DE LA DIGNIDAD DE MÉXICO Y AMISTAD CON EU