Los servidores públicos y el crimen organizado son responsables de desapariciones forzadas en México, alertó el Comité de la ONU

Funcionarios y crimen organizado, los responsables de desapariciones en México: ONU

Este martes, el Comité contra las Desapariciones Forzadas de la ONU dio a conocer los hallazgos que obtuvieron tras visitar México el año pasado

Los servidores públicos y el crimen organizado son responsables del creciente número de desapariciones forzadas en México, alertó el Comité contra las Desapariciones Forzadas de la ONU tras dar a conocer sus hallazgos este martes.

“La delincuencia organizada se ha convertido en un perpetrador central de desapariciones en México, con diversos grados de participación, aquiescencia u omisión de servidores públicos”, dijo el Comité en un informe que concluyó la visita de su delegación a México en noviembre.

Asimismo, el Comité evidenció que el aumento de las desapariciones forzadas fue facilitada por la impunidad casi absoluta en México, pues sólo un porcentaje muy pequeño de los casos de desaparición, entre el 2 y el 6 por ciento, habían resultado en procesos penales, y solo se habían dictado 36 condenas en casos a nivel nacional.

“Los Estados parte son responsables de las desapariciones forzadas cometidas por los servidores públicos, pero también pueden ser responsables de las desapariciones cometidas por organizaciones criminales”, subrayó el Comité.

Hasta el 26 de noviembre del año pasado se reportaron 95 mil 121 personas desaparecidas; de esas, se agregaron 112 desapariciones durante la visita del Comité.

Según el Registro Nacional de Personas Desaparecidas, hubo 8 mil casos nuevos cada año en los últimos cinco años, siendo los más afectados hombres de entre 15 y 40 años.

“Las desapariciones siguen afectando principalmente a hombres de entre 15 y 40 años. No obstante, las cifras oficiales muestran un aumento notable de las desapariciones de niños y niñas a partir de los 12 años, así como de adolescentes y mujeres, tendencia que se agudizó en el contexto de la pandemia de la enfermedad por coronavirus”, constató el Comité.

Hay más de 52 mil personas fallecidas no identificadas

El Comité también expresó su profunda preocupación por la crisis forense que enfrenta el país. Según datos públicos, más de 52 mil personas fallecidas no identificadas se encuentran en fosas comunes, instalaciones de los servicios forenses, universidades y centros de custodia y almacenamiento forense.

Además, el Comité tomó nota de que, a pesar de los avances institucionales y legales, el Plan Nacional de Búsqueda no se ha implementado para llevar a cabo búsquedas e investigaciones.

Lee: Alerta en alza de la migración y desapariciones

Además, el Comité también escuchó alegaciones de desapariciones ocurridas en prisiones y centros de migración.

Activistas y periodistas el gremio más afectado por desapariciones en México

El Comité mostró preocupación por la situación de los defensores de los derechos humanos, algunos de los cuales han sido desaparecidos por su participación en búsquedas y lucha contra las desapariciones.

También mostró preocupación por las desapariciones de más de 30 periodistas entre 2003 y 2021, ninguno de los cuales ha sido localizado.

El Comité instó a acciones inmediatas para acabar con la impunidad absoluta y a una política nacional para prevenir esta tragedia humana.

“La impunidad en México es un rasgo estructural que favorece la reproducción y el encubrimiento de las desapariciones forzadas y pone en peligro y causa zozobra a las víctimas, a quienes defienden y promueven sus derechos, a los servidores públicos que buscan a las personas desaparecidas e investigan sus casos y a la sociedad en su conjunto”, dijo el Comité.

Te puede interesar

DESAPARICIONESFORZADAS Señala CNDH a SEMAR por desaparición forzada de dos menores En la recomendación también se mencionan también otros casos, como el de la detención de una persona detenida por los marinos mientras circulaba en su vehículo por una carretera de Sabinas Hidalgo, Nuevo León, así como distintas quejas de familiares de tres víctimas que habrían sido sustraídas de sus domicilios en ese municipio por personal de la SEMAR, sin que se conozca su paradero