La Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJ CDMX) negó que los archivos del colapso de la Línea 12 del Metro hayan sido afectados por el incendio que se originó el pasado 13 de junio.

Esto, debido a que la madrugada del lunes se registró fuego en el segundo piso del edificio de la Secretaría de Obras y Servicios, por lo cual, familiares de las víctimas de la tragedia pidieron esclarecer qué archivos habían sido afectados.

Pues el abogado de las víctimas, Teófilo Benítez, aseguró que el siniestro había afectado el área de los expedientes “donde se resguardaban los valiosos archivos” de la Línea 12 del Metro.

No obstante, a través de un mensaje en video, el vocero de la institución, Ulises Lara López, presentó diferentes imágenes en las que se puede ver que la documentación del accidente está intacta.

También aclaró que los archivos de la Línea 12 están en otro lugar del edificio y que éstos están debidamente resguardados, son de acceso restringido y cuentan con vigilancia permanente.

Conoce más: ‘Aun sin pernos, tramo elevado de Línea 12 resistirá’: Gobierno de la CDMX

“Los archivos se ubican en otro inmueble, distante al que resultó afectado por la conflagración, toda la documentación que contiene los archivos de la Línea 12 se encuentra debidamente resguardada en un sitio de acceso restringido y vigilado permanentemente”, comentó Ulises Lara.

Lo anterior ya había sido aclarado previamente por la fiscalía capitalina, ya que un día después del incendio detallaron que el área afectada no contenía archivos de ningún tipo, pues éste afectó las oficinas administrativas.

Así, Ulises Lara explicó que durante el incendio del pasado lunes se presentaron daños en muros, plafones, pisos y muebles de oficina, mas no en los documentos.

Finalmente, también indicó que peritos de electricidad determinaron que la instalación presentó daños en algunos tramos de los conductores eléctricos debido a un sobrecalentamiento ocasionando el cortocircuito.