La organización y la articulación de los movimientos feministas en todo el país que hubo este 8 de marzo es una muestra de lo que se puede lograr en las próximas elecciones para evitar que agresores de mujeres lleguen a los cargos de elección popular, señalan expertas, políticas y activistas.

“Me parece que la pandemia vino a agudizar o a acelerar una serie de cosas, el movimiento feminista nunca ha estado ni quieto, ni desarticulado, ni malinformado, ni dormido, lo digo porque a veces se habla de despertar social.

“Más bien la pandemia vino a colocar y a desnudar otras crisis que ya habíamos venido denunciando, que nosotras ya habíamos venido soportando y que se vuelven insostenibles, se vuelven más evidentes, es el único movimiento político que ha tenido la capacidad de evidenciar esos vacíos por parte del Estado mexicano es el movimiento feminista”.

Así lo dice Yndira Sandoval Sánchez, integrante de las Constituyentes CDMX, quien también señala que uno de los próximos pasos del movimiento es incursionar en la vida política electoral del país para que haya más mujeres que ocupen cargos públicos y puedan hacer valer los derechos de las mujeres, por lo que no descarta que haya un partido político en un futuro, tal vez en las elecciones de 2024.


Las mujeres somos la mayoría de la población, somos la mayoría de la lista nominal, las que más credenciales tenemos, las que más votamos, pero no somos la mayoría politizada y ahí está el desafío

Yndira Sandoval Sánchez

Integrante de las Constituyentes CDMX

Nancy Castañeda, de la Red de Mujeres Jóvenes por la Democracia Paritaria, dice que cuando se dice la frase “ningún agresor en el poder”, no se refieren al caso específico de Feliz Salgado Macedonio, quien busca gobernar Guerrero y está abanderado por Morena, sino a que en ningún estado del país van a permitir que un acosador o violador ocupe algún puesto de poder.

“En todos los estados estamos cuidando también las elecciones internas y este 8 de marzo estaremos pendientes del político o política que se diga feminista y aliado de la agenda que lo haga cumplir en el curul, estamos cansadas que una vez que llegan al curul se olviden de nuestra agenda”, señala.

21,383

cargos públicos a nivel nacional se elegirán el 6 de junio

Nancy menciona que las feministas siempre han sido la oposición más real del gobierno en turno, las que salen a marchar, las que entregan oficios e impulsan iniciativas.

“Simplemente nunca lo habían querido reconocer y esta pandemia de tenernos encerradas en casa hace que salgamos a las redes y que sea visible, pero sí creo que somos la oposición más real que tienen todos los partidos políticos porque no vamos a permitir que sigan vulnerando nuestros derechos”.

Acciones feministas más allá del 8M

Las acciones como convertir la valla de acero que cubría el Palacio Nacional en un memorial para víctimas de feminicidio, o la protesta en el chat del canal de YouTube del presidente Andrés Manuel López Obrador, no fueron al azar.

Son el resultado de la organización y articulación de las mujeres feministas en todo el país como respuesta al incremento de la violencia de género que se registró desde el inicio de la pandemia de coronavirus ya hace un año.

“En este año ha habido un montón de mujeres organizándose, esta organización va en todos los niveles, de estudiar lo que está pasando, desde el ámbito artístico, desde todas las trincheras, eso ahorita es muy importante visibilizarlo”, dice Candy Rodríguez, integrante de la Colectiva Chidas en Línea.

Un ejemplo es el informe “Un estudio sobre el impacto de la violencia digital contra las adolescentes en México”, realizado por Chidas en Línea y publicado en febrero pasado.

El objetivo fue conocer y documentar el impacto de la violencia digital en mujeres jóvenes mexicanas de 12 a 17 años para lograr que Internet sea un lugar seguro para ellas.

15

entrevistas se hicieron en 15 estados del país

“Desde Chidas en Línea lo que hemos estado haciendo en los últimos meses es evaluar cómo afecta la violencia digital a las mujeres adolescentes en México porque si bien se habla de violencia, lo que hemos visto es que solo se centran en mujeres adultas”, explica.

Para el estudio levantaron aproximadamente 500 encuestas en todo el país y realizaron 15 entrevistas a adolescentes en 15 estados de México. Ahí vieron que las jóvenes no denuncian porque no conocen los protocolos para hacerlo.

“Muchas veces son revictimizadas por sus padres, por las escuelas, por las autoridades y cuando llegan a hablar de esto es mucho tiempo después de que las pasó, incluso puede pasar meses o años y cuando hablan es acercándose a su familia, después a su familia y en algún momento si le quieren denunciar a las escuelas.

“Pero están siendo víctimas de un montón de violencia digital, porque no solamente es que las ataquen, sino que se van dando otras manifestaciones a la par y nos parece muy importante visibilizar esto”, señala.

Candy dice que esto evidencia que las mujeres adultas no son las únicas que son afectadas por estas modalidades que son el feminicidio o la violencia sexual, sino también la que existe en línea y es importante hablar de ello.

“También en el informe hicimos un montón de recomendaciones para prevenir, porque no se trata de legislar un montón en el país y que haya muchas leyes pero no haya justicia para las mujeres”.

500

encuestas se realizaron para el informe

El informe tiene una sección que se llama “Las adolescentes hablan” y son propuestas de las mismas jóvenes de cómo y qué las haría sentir más seguras en Internet.

“Nosotras hicimos una serie de recomendaciones y políticas públicas para la recomendación que va desde cómo hablar en la escuela, como las debe de tratar el Estado, cómo se les debe de tratar desde la familia para evitar esto de doble violencia porque esto no va a parar a menos que haya una educación integral en torno a la sociedad, pero el que no vuelvan a pasar por una doble revictimización”, dice.

También puedes leer:Ellas marcan el rumbo, feministas y elecciones