La policía de Aguascalientes detuvo a 33 manifestantes: 30 mujeres, incluida una menor de edad, y tres hombres tras la marcha que se realizó el lunes para conmemorar el Día Internacional de la Mujer.

La policía municipal informó que 20 personas quedaron en libertad después de pagar multas por faltas administrativas; sin embargo, ocho mujeres y un hombre fueron presentados ante el agente del Ministerio Público por los delitos de daño en las cosas y lesiones dolosas.

Por lo que podrían ser enviadas a un centro de readaptación social si son vinculadas a proceso por un juez.

Activistas y colectivos feministas han denunciado que, durante la marcha, Porfirio Sánchez Mendoza y Antonio Martínez Romo, titulares de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal y Municipal, se enfrentaron físicamente a las manifestantes.

Lee: Cesan a jefe de Policía Bancaria e Industrial tras detención de periodistas en marcha 8M

En el lugar había cerca de 300 elementos policíacos, algunos vestidos de civiles.

Pese a que se anunció que solo serían mujeres quienes resguardarían la zona, policías hombres también cometieron agresiones contra las manifestantes.

Según colectivos feministas, elementos de seguridad y antimotines persiguieron con motocicletas a las mujeres que protestaban, además las agredieron y jalaron del cabello para someterlas.

En videos publicados por organizaciones feministas se puede observar a los policías agrediendo a la manifestantes.

Tras ser detenidas fueron enviadas a las instalaciones del Centro de Comando, Control, Comunicación y Cómputo de Aguascalientes, conocido como C4.

¿Qué dicen las autoridades?

Al respecto, el secretario general de Gobierno de Aguascalientes, Juan Manuel Flores Femat, dijo que los policías del estado y municipio siguieron los protocolos para dispersar a los grupos violentos y detener a las personas agresoras durante la marcha.

El funcionario informó que 9 personas fueron puestas a disposición del Ministerio Público para que se abra una carpeta de investigación y precisó que se indagan los hechos para deslindar responsabilidades

De acuerdo con Flores Femat, la manifestación se desarrolló de manera pacífica, con algunos incidentes, entre pintas y daños a los inmuebles públicos.

Por su parte, la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) informó que se abrió una queja en contra de servidores públicos estatales por las agresiones a las mujeres que participaron en la marcha.


Como lo hubiera hecho un juez de distrito con un amparo oportuno. Este asunto será tratado de forma prioritaria y con perspectiva de género

CEDH

Te recomendamos: Detienen a 2 hombres infiltrados en la marcha 8M; tenían escudos robados a policías